I Puritani
Coral




Barcelona recibe este fin de semana una visita muy especial: la del compositor estonio Arvo Pärt, uno de los pocos autores contemporáneos de “música clásica” (pongamos todas las comillas que queramos) que son ampliamente conocidos y reconocidos.  

El Palau de la Música organiza tres conciertos para conmemorar el 80 aniversario de Arvo Pärt, los tres en la basílica de Santa Maria del Pi. El Latvian Radio Choir, dirigido por Sigvards Klava, actúa hoy viernes y mañana sábado, con repertorios diferentes cada día. Por otro lado, los coros del Orfeó Català acompañarán esta noche al Latvian Radio Choir y protagonizarán el concierto del domingo. El programa se puede ver en detalle en este enlace

El incentivo extramusical del concierto del viernes es que el propio compositor estará presente.

Pero, ¿quién es Arvo Pärt? ¿Qué lo ha convertido en una celebridad global en un mundo en el que la música sacra contemporánea parece una rareza? Repasamos 10 hitos básicos de su trayectoria.

  1. La infancia: Nació en Paide (Estonia) en 1935, pero creció en Rakvere con su madre y su padrastro. Ya desde muy niño empezó a experimentar con registros musicales extremos, más por necesidad que por vocación: el piano familiar estaba dañado en su parte media y solo podía tocar las notas más bajas y las más bajas. Luego, en su juventud, se trasladó a Tallin a estudiar en el Conservatorio.
  2. Los inicios: Su salto a la fama le llegó a los 20 años, con la composición de Nekrolog (1960), la primera obra dodecafónica en Estonia. También supuso su primer choque con el régimen comunista, que acusó a Part de dejarse arrastrar por “la decadencia occidental”.
  3. La ruptura: La presentación de Credo, en 1968, marca un punto de inflexión en su carrera. En lo artístico, significa la culminación de la etapa experimental del compositor y el inicio de su vuelta a la tradición (de hecho, Credo está basado en el Preludio en Do Mayor de Johan Sebastian Bach). En lo personal, Credo es un manifiesto de fe cristiana que irritó todavía más las autoridades soviéticas.
  4. La crisis: Tras Credo, Pärt estuvo 8 años sin escribir nada, sumergido en una crisis creativa, religiosa y también política. En ese periodo, el compositor decidió volver “a los orígenes” y empezó a estudiar canto gregoriano y polifonía vocal para intentar entender el misterio de la música. En lo personal, se afianzó su conversión al cristianismo ortodoxo.
  5. La obra maestra: Finalmente, en 1976, Arvo Pärt presenta Für Alina, una obra para piano considerada como una composición clave del siglo XX. La técnica utilizada se bautiza como “tintinnabuli”, término procedente del latín “campanas”. Se basa en la utilización de notas sueltas, no sujetas a un acorde, lo que produce ese efecto de “tintineo”. Pärt defiende que la nota musical tiene valor por sí misma, sin tener que ligarse necesariamente a otras, como manda la armonía en la tradición musical occidental. Con este giro artístico, Arvo Pärt inicia su época “minimalista”, la corriente en la que los musicólogos encuadran a Pärt.
  6. El exilio: La animadversión del gobierno de la URSS le acabó valiendo el exilio en el año 1980. Pero, desaparecido el régimen comunista, Arvo Pärt sigue oponiéndose a las autoridades de Moscú y en su última aparición pública ha criticado duramente a Vladimir Putin. De él ha dicho que “es un perturbado” y “un peligro para cualquier país”.
  7. La industria discográfica: Su salida de Estonia en 1980 no le alejó de la música: más bien lo contrario. Además, lo acercó a la industria discográfica. El empresario Manfred Eicher, hasta entonces especializado en jazz, quedó prendado de la obra de Pärt al escucharla accidentalmente en la radio del coche y creó una sección específica en su sello ECM para grabar al compositor. Juntos dieron difusión mundial a las obras clave del compositor de finales de los 70 y de principios de los 80, como Fraters o Tabula Rasa.
  8. El cine: Tuvo un contacto muy temprano con el cine, ya que empezó a componer obras para películas desde que estudiaba en el conservatorio de Tallinn. Una vez convertido en un músico famoso, sus obras forman parte de filmes como La delgada línea roja, Fahrenheit 9/11, La gran belleza, El dilema, Soldados de Salamina o Los amantes del Pont Neuf.
  9. Da Pacem Domine: La obra, incluida en el programa del concierto de hoy viernes, fue compuesta, según ha dicho él mismo, en una sola noche, por la conmoción que supusieron para él los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004.
  10. Los reconocimientos: Según las estadísticas de la base de datos Bashtrack, en 2014 ha sido, por cuarto año consecutivo, el compositor vivo más interpretado del mundo. En octubre del año pasado recibió el premio Praemium Imperium en Japón, otorgado por la Japan Art Association y considerado como equivalente al Nobel en la música.


Més, sobre...: Arvo , Pärt
Últimes Notícies