Orquestra



Massimo Spadano
Ya hemos visto, en varias ocasiones, que la cartelera musical se presta a extrañas coincidencias. La de este viernes también es digna de mención. 

Pese a que Georg Friedrich Händel es uno de los compositores del Barroco más conocidos por el gran público, su presencia concentrarse en las fechas próximas a Navidad y Semana Santa por el abuso que los programadores hacen de El Mesías.

Sin embargo, este viernes 15 de abril, en plena primavera, dos de los espacios musicales emblemáticos de la ciudad –el Palau de la Música y el Gran Teatre del Liceu- ofrecen sendos conciertos basados en Händel con una propuesta (¡por fin!) diferente al archifamoso oratorio. Es una excelente noticia que dos salas de referencia recuperen para el público grandes obras de Händel demasiado poco frecuentes; lo malo es que ambas han coincidido en hacerlo el mismo día y casi a la misma hora.

Por un lado, el Liceu acoge la ópera Serse en versión concierto, un título que, hasta la fecha, nunca se ha representado en el teatro barcelonés, y eso que la obra incluye la famosísima aria Ombra mai fù. El director será Jean-Christophe Spinosi, especializado en repertorio antiguo, quien se pondrá al frente de la formación musical creada por él mismo: el Ensemble Matheus.

Mientras tanto, prácticamente a la misma hora, en el Palau de la Música, la Orquestra Camera Musicae ofrecerá la Música Acuática bajo la dirección de Massimo Spadano, concertino de la Orquesta Sinfónica de Galicia (y a quien el director titular de la formación tarraconense, Tomàs Grau, considera como uno de los mejores concertinos de España y uno de los máximos especialistas del panorama estatal en el repertorio barroco). El programa incluye, además de Händel, dos obras clásicas, de Haydn y Mozart.

Ensayo de la Orquestra Camera Musicae
con Massimo Spadano
Spadano cuenta a Barcelona Clásica que, en su lectura de la Música Acuática, busca especialmente "la conjunción entre la perspectiva y el lenguaje barrocos y la experiencia de instrumentistas modernos de Camera Musicae". 

Para Spadano, el hecho de que la Orquestra Camera Musicae no esté especializada en música antigua no supone ningún obstáculo: "Son músicos con una cultura auditiva que recoge referentes muy completos. Aunque no tengan una gran experiencia tocando repertorio barroco, sí hay una aproximación básica en relación a este tipo de lenguaje". Es más; en su opinión, una orquesta moderna permite al público "escuchar una aproximación rigurosa al lenguaje barroco que va más allá de si los músicos tocan o no con instrumentos originales".

Massimo Spadano considera que la música de cámara de Händel es menos popular y conocida que sus óperas: "Händel es clave, conocido y estimado, sobre todo, por su repertorio vocal y de gran formato", afirma. Le preguntamos cómo ve el hecho de que el concierto coincida en día y hora con el primer Serse de la historia del Liceu, y su lectura es positiva: "Muestra un nivel cultural y de aproximación a la música muy grande. Ojalá cada día se produjera en todas las ciudades este tipo de coincidencia: son síntoma de una gran madurez".


Més, sobre...: conciertos
Últimes Notícies