opera



Serena Sáenz
Entre los jóvenes artistas que participan en recitales de canto en espacios singulares de Barcelona, como el Monestir de Pedralbes, el Teatre de Sarrià o el Ateneu Barcelonès, destaca el nombre de Serena Sáenz.

Soprano de solo 20 años, Serena ha sido una de las cantantes protagonistas de la ópera El màgic elixir, producida por los Amics de l’Òpera de Sarrià. El sábado 16 de enero, junto al tenor Marc Sala, ofrece en el Ateneu Barcelonès el concierto “Bel Canto Lovers”, de entrada gratuita.

Hablamos con Serena de la propuesta que presenta con “Bel Canto Lovers” y también de su trayectoria, caracterizada por su intensa vocación por la música.


Barcelona Clásica: ¿Cómo te iniciaste en el canto?
Serena Sáenz:
Empecé en el Cor Infantil del Palau de la Música y allí me animaron a dedicarme a la música. De alguna manera, todo vino rodado. No hay mucha tradición familiar: mi madre y mi abuela también cantaban, pero no de forma profesional.

B.C. ¿Ha habido algún hecho que haya definido especialmente tu vocación?
S.S.
A los 13 años debuté en el Liceu, dentro del programa Òpera Secundaria. Participé en esta iniciativa durante tres años, con una serie de producciones de ópera para niños.

B.C. Actualmente estudias en el Conservatori del Liceu. ¿Has pensado qué próximos pasos quieres dar en tu formación?
S.S.
Estoy planeando seguir estudiando en algún centro internacional. Todavía no tengo claro dónde, pero Alemania me parece un buen destino, porque hay muchísima oferta. En cualquier ciudad alemana hay un teatro de ópera con una programación estable y muy diversa.

B.C. ¿Y tienes claro a qué te quieres dedicar cuando finalice tu formación?
S.S.
Si puedo, a la ópera.

B.C. ¿Y algún papel especial?
S.S.
La Violeta de La Traviata. Pero dentro de algunos años.

B.C. ¿Cómo definirías tu voz?
S.S.
Lo que mejor le va a mi voz es el 'bel canto'. Tengo agudos de lírico-ligera. Por lo que me dicen, cuando canto, no se me nota el esfuerzo, aunque este sea muy intenso. Todo parece fluido y fácil. 

B.C. ¿Qué tipo de concierto estáis preparando con Bel Canto Lovers?
S.S.
El Ateneu Barcelonès nos propuso organizar un recital de canto y, con el tenor Marc Sala, quisimos hacer una recopilación de las grandes arias belcantistas.

B.C. Junto a Marc Sala también has participado en la producción El màgic elixir, de los Amics de l’Òpera de Sarrià. ¿Cómo ha funcionado esta obra?
S.S.
La ópera ha sido un éxito. Hemos llenado todos los días y nos lo hemos pasado genial. Marc Sala está muy volcado en hacer difusión de la ópera por todos los medios, incluidas las redes sociales, y lo hace muy bien.

B.C. ¿Qué te decían tus amigas del instituto cuando les decías que querías ser soprano?
S.S.
Al principio, no lo entendían. Me preguntaban que por qué no estudiaba algo de verdad. Y, de hecho, ante tanta presión, empecé haciendo Periodismo. Pero al final decidí concentrarme solo en lo que de verdad quería hacer, que es cantar, y al año y medio dejé la carrera. Mi familia, en cambio, siempre ha apoyado que solo me dedicara a la música.

B.C. ¿Es posible compaginar la vida de una chica de 20 años con una carrera de soprano profesional?
S.S.
Hay que tener voluntad: yo no puedo salir ni beber. Pero es una forma de vida que viene en el “pack” cuando decides estudiar canto.


Més, sobre...: Amics , de , l'Òpera , de , Sarrià
Últimes Notícies