Don Quixot
opera



Amics de la Sarsuela de Gràcia
Desde hace más de 30 años, existe en Barcelona una asociación que se dedica a reivindicar la zarzuela a través de espectáculos cantados, interpretados y producidos por aficionados. Son los Amics de la Sarsuela de Gràcia.

Cada zarzuela suele reunir a unos 400 espectadores en un auditorio poco conocido en los circuitos culturales de Barcelona, pero muy modernizado gracias al trabajo de esta asociación. 

Los títulos elegidos suelen abordar lo mejor de la historia de la zarzuela. De hecho, para 2016, tienen programadas La Revoltosa, Cançó d’Amor i de Guerra y La Corte del Faraón. El núcleo del grupo son los socios, alrededor de 70, quienes, además de organizar los espectáculos, también participan en la obra como componentes del coro o asumiendo algunos papeles secundarios. 


Los roles principales se reservan a cantantes profesionales: “Los solistas son seleccionados por cásting”, nos explican algunos miembros de la junta que, amablemente, atienden la entrevista de Barcelona Clásica minutos antes de subir al escenario para ensayar un fragmento de Los Gavilanes: “Suelen ser estudiantes de canto en los últimos cursos, pero también hemos tenido cantantes muy reconocidos, con carreras importantes, como, por ejemplo, como Mireia Dolç o Vicenç Esteve”.

Todo lo demás corre a cargo de la asociación, que busca a los profesionales adecuados para los trabajos técnicos, como el montaje de la escenografía o la confección del vestuario, y se encarga de todos los detalles para que la obra pueda representarse con éxito.
Y no es un trabajo sencillo, porque la zarzuela presenta un grado de dificultad muy alto, tanto en la producción como en la parte artística. Como nos explican los Amics de la Sarsuela, “hay que cantar, bailar, actuar y moverse bien, y por eso los cantantes de zarzuela suelen estar mejor preparados que los que solo cantan ópera”. Nos ponen un ejemplo claro: “Plácido Domingo viene del mundo de la zarzuela”.

Ensayo de los Amics de la Sarsuela de Gràcia
Que lo hacen muy bien lo demuestra el hecho de que llevan desde 1985 representando zarzuela. No siempre han tenido la localización y la denominación actual, ya que durante algún tiempo formaron el grupo de teatro lírico del histórico Club Helena. Pero, desde hace tres años, la Sala Montseny, un auditorio anexo al Col·legi Sant Josep en pleno barrio de Gràcia, es su centro de actividad. En este lugar se reúnen para ensayar varias veces por semana y aquí presentan sus espectáculos.

Para la asociación, la zarzuela no deja de estar de moda: “Cuando a Barcelona vienen compañías de Madrid con grandes montajes, la sala se llena”, explican. Sí se quejan de los prejuicios: “Lo de llamarla “género chico” es un error que, además, desprestigia a la zarzuela”. Lamentablemente, estos recelos alejan a mucho público de unas obras fantásticas con un nivel musical de primer orden: “Mucha gente no sabe que aquí en Barcelona, en los años 20, 30 y 40, se han estrenado muchas zarzuelas”, recuerdan en la asociación. 

Los miembros de la junta de los Amics de la Sarsuela que nos atienden (Mari Carmen Tomás, Amadeu Milán, Andreu Serra, Víctor Fernández y Luis Velasco) interrumpen la entrevista porque la directora musical, Eva Requena, los llama a escena. Antes de irse, nos resumen sus proyectos para el futuro: “Cada temporada programamos de 3 a 4 zarzuelas y un concierto y, ahora, probablemente, añadiremos un musical. Hay que evolucionar”.


Més, sobre...: Amics , de , la , Sarsuela , de , Gràcia
Últimes Notícies