I Puritani
Concerts



Enric Martínez-Castignani es un barítono con una carrera artística más que notable que incluye, entre otros éxitos, una nominación a los Premios Grammy. Sin embargo, ahora está de actualidad por su faceta como director del Festival LIFE Victoria de lied, que se celebra esta semana en Barcelona.

Según nos explica el mismo Enric, la idea de crear en la ciudad de Barcelona una serie de conciertos de lied fue suya y, como tal, la propuso a la Fundación Victoria de los Ángeles, puesto que la soprano barcelonesa fue una destacadísima intérprete del género a nivel mundial. “Y cometieron la locura de decirme que sí”, confiesa.

Con esta anécdota se dio inicio a una intensa etapa de trabajo en equipo que ha cristalizado en tres ediciones de un Festival que lleva camino de hacerse un lugar propio en el especializadísimo e hiperexigente panorama liederístico europeo. Y todo este trabajo se hace buscando no solo en los espectadores habituales de “lied”, sino también a nuevos públicos, no necesariamente iniciados en la música clásica. Enric Martínez-Castignani nos da las claves de cómo afrontan unos retos tan ambiciosos.



Barcelona Clásica: LIFE Victoria celebra su tercera edición. Cómo valoráis las dos ediciones anteriores?
Enric Martínez-Castignani: Lo más difícil fue conseguir hacer la primera edición, pero, una vez se celebró, con una serie de conciertos a la iglesia de Santa Ágata, la respuesta del público fue tan buena que los mismos espectadores pidieron una segunda edición.

Y así lo hicimos, con un cambio de espacio, puesto que se pasó a la sede actual: el recinto modernista de Santo Pau. Para nosotros, este lugar muestra el espíritu transversal que tiene el festival, que reúne un poco de todas las artes: es música, pero también arquitectura, con la celebración en un espacio modernista bellísimo; pintura, con un logo diseñado por un pintor; un toque culinario como acompañamiento de algunos conciertos...
Enric Martínez-Castignani, en la inauguración del Festival
B.C. ¿Y que se ha intentado aportar con esta tercera edición?
E. M-C. La segunda edición funcionó tan bien que el mismo recinto nos pidió repetir. Ya teníamos el envoltorio general. Ahora le hemos dado una vuelta y nos marcamos como reto la internacionalización.

La verdad es que los cantantes ya conocen el festival. Ahora mismo, aproximadamente el 50% de los artistas del programa son catalanes y españoles y el otro 50%, de otros países, y es un porcentaje que veo bien porque nos permite tener intérpretes de renombre y, al mismo tiempo, apoyar a los artistas locales. Sin embargo, me gustaría que el Festival LIFE Victoria se conociera también entre el público europeo. Por eso, intentamos hacer alianzas con otros festivales de lied y una de las actividades del programa es una mesa redonda sobre “El trabajo de las audiencias a los festivales de lied, en la que intervienen los directores de algunos de los festivales del género más prestigiosos de Europa.
B.C. Qué novedades se han introducido en el programa?
E.M-C. En la segunda edición del LIFE Victoria ya fijamos la estructura actual, con un concierto de inauguración, un concierto aperitivo en domingo que tiene mucha tirada, conciertos importantes en jueves y domingo tarde y una “academia” para jóvenes cantantes con clases a partir de las 19 horas y un concierto final el viernes. Hemos querido mantener esta misma estructura porque queremos que se consolide.

B.C. En toda la organización, tanto en lo que respecta a la confección del programa como a la intensa presencia a Internet y redes sociales, se percibe el interés por atraer público joven, cosa que sorprende porque el lied no es precisamente el género clásico más conocido para público no iniciado...

E.M-C. Precisamente por eso. Pienso que a los jóvenes tampoco se les ha hecho una oferta atractiva para que se acerquen a un festival de lied. Pero, además de ofrecer un nivel de calidad espectacular, con los mejores cantantes del género, queremos que venir al festival sea toda una experiencia. El público puede disfrutar de la música en un recinto arquitectónico como Sant Pau y, cuando acaba el concierto, se pueden tomar una copa de cava junto al cantante que han visto actuar. En las clases de la Academia les explicamos lo que después verán al concierto. El domingo por la mañana tienen la posibilidad de ver, por un precio muy bajo, el concierto y, después, tomarse un aperitivo. No conozco a ningún joven que haya venido y no se haya quedado con ganas de repetir.

Actuación de Christianne Stotjin en LIFE Victoria
B.C. ¿Se han explorado innovaciones también en el formato de los conciertos?E. M-C. En el concierto del próximo jueves 26, se presenta un programa que podríamos definir como una obra de teatro con música. Explora la relación entre Clara Schumann y Johannes Brahms, con un repertorio clásico de lied combinado con una narración dramática: una actriz irá leyendo textos del film inspirado por esta historia.

En cuanto al concierto del domingo 29, la intérprete escogida es Ángeles Blancas, la soprano con más proyección internacional que España tiene ahora mismo. El evento se titula "concierto cabaret", no tanto por el repertorio como por el ambiente que generamos con la luz y la puesta en escena. Incluso hemos puesto una trompeta en el acompañamiento para que parezca más un cabaret.

B.C. ¿Como ha conseguido en sólo tres ediciones atraer a artistas del nivel de Ángeles Blancas o Christianne Stotjin?
E. M-C. Es cierto que nuestras posibilidades económicas son limitadas y esto es una desventaja para poder presentarnos ante ciertos artistas a puerta fría. Sin embargo, yo soy cantante y puedo aprovechar el acceso directo a intérpretes de nivel para empezar a negociar. El proceso es largo, pero, una vez vienen, sé que están ganados por todo el cariño y el cuidado que perciben aquí, tanto en la organización como en el público.


Més, sobre...: conciertos
Últimes Notícies