Beltempo Records: el sueño de hacer discos que suenen a directo

Martes 27 Diciembre 2016

Si hubiera un ranking de negocios improbables a nuestros tiempos, tal vez la creación de una discográfica dedicada a la música clásica saldría en las primeras posiciones. ¿Quién quiere dedicarse a grabar discos en una época en que cada vez se venden menos CD y, encima, con un género -el clásico- que no acaba de hacerse un lugar en las plataformas de streaming?
 

Lo que pasa es que las dificultades, a veces, son también un estímulo para buscar nuevas formas de hacer las cosas. Este ha sido el motivo por el que dos jóvenes, Eloi Fuguet y Stefano Cristi, han osado crear en Barcelona su propia discográfica, especializada en exclusiva en música clásica.
 
El proyecto se llama Beltempo Records y su presentación pública coincide con el lanzamiento del primer disco: unterBlumen (The museum is closed). Se trata de una grabación del dúo formado por Anna Costa (violonchelo) y Nora Bosch (piano) con piezas de Robert Schumann y Johannes Brahms.

Beltempo Records no sólo resulta insólito por lo que representa apostar por un sector tan incierto como el discográfico. Además, Eloi y Stefano han renunciado a los avances digitales y han recuperado las técnicas artesanales de las discográficas del siglo pasado, con grabaciones en directo, sin efectos, sin manipulaciones y con micrófonos de ambiente ultrasensibles que recogen el sonido de toda la sala, en lugar de centrarse individualmente en los instrumento. "Queremos que la grabación pueda ofrecer la experiencia del concierto", explica Eloy, quien se queja de que, con las técnicas de grabación modernas, la música clásica suena demasiado igual a todos los discos y, a la vez, demasiado diferente de los directos reales.

"Con esta técnica, todo es más honesto, más de verdad, y la grabación se vuelve una cuestión de interpretación, como también ocurre con la música en directo", asegura Stefano. Ambos explican cómo, para hacer el disco unterBlumen, las intérpretes estuvieron todo un día repitiendo una y otra vez las diferentes piezas, para poder seleccionar luego la versión más impresionante de todas e incluirla en el CD sin ningún cambio. "De hecho, en uno de los tracks, al final de la grabación, se oye un pitido del camión de las obras de la calle de al lado. Pero, como estábamos seguros de que la interpretación era realmente excepcional, optamos por mantener esta versión y sin cortar nada el final", desvela Eloi.
 
La chispa inicial y un recuerdo de infancia
 
La idea de crear la discográfica prendió como una chispa un día que Stefano Cristi, productor y manager de artistas de música clásica, ayudaba al dúo de Ana Costa y Nora Bosch a pasar las páginas durante un concierto en el Museo Europeo de Arte Moderno. La inspirada interpretación de ambas le hizo desear poder atrapar ese momento de música para siempre.
 
A esta idea se añadía un recuerdo de infancia de Stefano: "Un tío mío tenía su discográfica, llamada Rosso di Sera, y en su recuerdo se me ocurrió el nombre de Beltempo Records, ya que hay un refrán en italiano que dice: Rosso di sera, bel tempo se espera ".
 
Con el proyecto cada vez más perfilado, Stefano logró que se sumara como socio Eloi Fuguet, músico profesional, docente y gestor cultural. Eloi vio la posibilidad de dar la vuelta a una paradoja preocupante: "Me hice la pregunta de cuánto tiempo hacía que yo, que me dedico a la música clásica, no me compraba un disco de este género. Casi no lo recordaba. Y vi que había que hacer algo. Muchos discos suenan a plástico, descontextualizados. La música clásica ha estado demasiado pendiente de la imagen y se ha olvidado de las sensaciones ".
 
En busca del público perdido

Ambos están convencidos de que hay un público que quiere comprar discos. Stefano sueña incluso con llegar al público del rock: "Creo que a alguien que sigue determinados grupos de hoy también le podríamos convencer de que escuche música clásica y por eso hemos buscado un formato adecuado: tracks cortos, intensidad en el sonido y una técnica de grabación que recupera la brutalidad del directo de los instrumentos, como el cello". Eloi lo corrobora: "Una nota larga del violonchelo puede decir más que cualquier otra cosa. Es lo que tiene la música clásica ".
 
Como no podía ser de otro modo, las protagonistas del primer lanzamiento de Beltempo Records son Anna Costa y Nora Bosch, las intérpretes que ser inspiradoras iniciales del proyecto. Ellas decidieron dedicar el repertorio al romanticismo alemán. El plato fuerte de la grabación es la Sonata número 1 de Brahms, y la obra va precedida de algunas piezas más cortas de Robert Schumann.
 
El disco -de momento, el único trabajo de Beltempo Records- ya está a la venta. Se puede comprar en la página web por 12 euros, y también en las plataformas de distribución musical Google Play, iTunes, Deezer y Spotify
 

Últimas noticias