opera

'La fille du régiment': la leyenda de los nueve 'do' de pecho

Lunes 15 Mayo 2017

Del 16 al 21 de mayo, volveremos a tener en el Gran Teatre del Liceu una opera representativa del "bel canto", una palabra que a menudo se confunde con la ópera, cuando, en realidad, se trata de un subgénero dentro de la misma. Tuvo su origen en Italia a finales del siglo XVI y llegó a su máximo esplendor en el primer tercio del siglo XIX. Donizetti fue uno de sus principales representantes, junto a sus contemporáneos Rossini y Bellini.  

La obra en cuestión es La Fille du Régiment (La Figlia del Reggimento, en versión italiana), ópera cómica con libreto en francés de Jules-Henri Vernoy de Saint-Georges y Jean-François Alfred Bayard. Fue estrenada en la Opéra Comique de Paris el 11 de febrero de 1840 y a Barcelona llegó por primera vez al Teatre Nou (situado en lo que es actualmente la Plaça Reial) el 30 de agosto de 1844. En el Liceu se representó por primera vez 6 años más tarde (concretamente, el 6 de noviembre de 1850). Desde entonces, ha estado en escena un total de 35 veces en el Gran Teatre (la última, el 25 de marzo de 2010) 

La Fille du Régiment es una de las óperas más populares de Donizetti, autor también de Anna Bolena, L´Elisir d´Amore, Lucia di Lammermoor, Lucrezia Borgia, Maria Stuarda, Linda de Chamounix o La Favorite. Son muchos títulos, pero es que Donizetti llegó a componer más de 70 óperas en sus poco más de 50 años de vida, hasta que una sífilis latente que se había empezado a manifestar en 1945 truncó su vida en la localidad italiana de Bérgamo. 
 
La trama de la obra nos traslada al Tirol suizo, donde una joven huéfana, Marie, es adoptada por un regimiento de soldados. Allí conoce al joven civil Tonio y se enamoran, pero los soldados se oponen a su boda hasta que Tonio se incorpore como soldado al regimiento. La marquesa de Berkenfield reclama a Marie como sobrina, aunque, al final, se revelará que en realidad se trata de su hija, y se lleva a la joven a su castillo para educarla y casarla con un aristócrata. Mientras tanto, Tonio y el regimiento lucharán para recuperar a Marie. No queremos hacer un spoiler, pero no resulta demasiada sorpresa si avanzamos a los espectadores que hay final feliz.

Al margen de sus valores musicales, La Fille du Régiment estuvo relacionada con cierto fervor patriótico en Francia, ya que alguna estrofa incluye un Salut la France que obtuvo éxito popular. Pero esto mismo causó que fuera poco representada en Italia y España. La suerte de la obra cambió de repente en la década de los años setenta del siglo XX, gracias a las sopranos Mirella Freni y Joan Sutherland y a los tenores Luciano Pavarotti y Alfredo Kraus, que contribuyeron a crear el mito de los famosos “do de pecho“ del aria Ah, mes amis.
 

Reencuentro con una producción vista en 2010

La producción que llega a Barcelona fue estrenada el año 2007 en el Royal Opera House-Covent Garden de Londres y se pudo ver en el Liceu en el año 2010. Durante estos años, ha pasado por grandes teatros, como el Metropolitan Opera House de Nuw York, la Wiener Staatsoper, el Teatro Real de Madrid, la Opera de San Francisco y la Opera National de París.
 
Esta versión de La Fille du Régiment tiene en la dirección musical al maestro Giuseppe Finzi y, en la dirección escénica, a Laurent Pelli. La nómina de cantantes la integran el tenor Javier Camarena (en el papel Tonio); la soprano Sabina Puértolas (Marie); la contralto Ewa Podles (Marquesa de Berkenfiel); el barítono Simone Alberghini (Sulpice); Isaac Galán (Hortensio); Carlos Daza (cabo); y Olivier Decriaud (notario).
 
Una mención especial merece el rol de Duquesa de Crakentorp, que será interpretado por la conocida actriz, cantante y presentadora de televisión, Bibiana Fernández. Será su debut artístico en un teatro de ópera con un personaje que ella misma define como desagradable, falso y propio de una clase social que solo busca la ostentación y piensa en el dinero. Fue contratada por la directora artística del Liceu Cristina Schapelmann durante la entrega de los premios Campoamor 2015, en la que Bibiana ejercia como maestra de ceremonias. Este personaje también ha sido interpretado, entre otros famosos, por Montserrat Caballé y Angel Pavlovski
 
Evidentemente, la parte más conocida de esta ópera es la indicada aria Ah, mes amis, que incluye nueve notas en do agudo o sobreagudo (mal llamado "do de pecho"; está claro que la terminología en esta ópera está llena de confusiones). Javier Camarena saltó a la fama por entusiasmar al público del MET de Nueva York precisamente con esta pieza; veremos si el público de Barcelona le pide también que repita el aria y los "dos" (de pecho o sobreagudos, como prefiera el lector) suenen no nueve, sino dieciocho veces.

 

Fotos de A. Bofill, cedidas por el Gran Teatre del Liceu.

Mas sobre el tema: ópera
Últimas noticias