Instrumental y música de cámara

Nota 79: el local moderno que apuesta por la música clásica

Miércoles 31 Mayo 2017

La música clásica tiene  en Barcelona un nuevo espacio de conciertos. Se trata de Nota79,  un local ubicado en la calle Vallirana, muy cerca de la plaza Lesseps, y abierto de jueves a domingo con una programación de música en directo en la que caben todos los géneros, del blues al rock pasando por el reggae. El turno de la clásica llega los domingos por la tarde. 

La sala está vinculada al centro de formación musical Trémolo, situada en el local contiguo. Ambas iniciativas están dirigidas por el guitarrista Bernat Pedrosa, quien nos explica cómo la idea de crear Nota79 surgió en el momento en que Trémolo empezó a impartir el grado profesional de música y se necesitó un lugar para las actuaciones de los alumnos.
 

Pero las ambiciones de Nota79 van más allá de la pedagogía: “Es un espacio moderno pensado para tomar una copa mientras escuchas música en directo. Y con la programación de clásica nos gustaría recrear, en cierta medida, el ambiente de aquel Café París en el que estaban Albéniz, Turina y sus amigos músicos tocando y escuchando…”, explica Padrosa.

La programación de clásica se reserva para los domingos “porque es un día más de escuchar música”, afirma el director de la sala. De todas maneras, Nota79 apuesta por un formato diferente a los conciertos convencionales, con recitales alrededor de temas concretos y un ambiente de tertulia que favorezca que el público pueda acercarse al artista. 

La próxima cita es para el domingo 4 de junio y está dedicada al fortepiano. Roger Illa, especialista del instrumento, ofrecerá un recital de obras de Mozart y Beethoven con dos pianos históricos que reproducen las características de los instrumentos de la época de los compositores. La programación de clásica de este mes se completa con los pianistas Manuel Esteban (11 de junio) y Marco Mezquida (18 de junio)

Los resultados de público acompañan la ilusión puesta en el proyecto: “De momento, los conciertos de música clásica funcionan mejor que los de otros géneros, porque hemos llenado la sala en todo lo que hemos programado”, asegura Padrosa. El local tiene una capacidad máxima para unas 80 personas. Las entradas para sus conciertos pueden adquirirse por la página web de forma anticipada, a un precio de 15€, o en taquilla, a 19€.

Con la llegada del verano, la sala interrumpirá hasta septiembre la programación regular, aunque posiblemente se organizarán recitales puntuales durante el mes de julio.
 

Últimas noticias