Instrumental y música de cámara

Sara Blanch, Izan Rubio y Adrián Blanco, seleccionados para la nueva temporada de las Residencias Musicales de La Pedrera

Jueves 14 Septiembre 2017

El domingo 17 de septiembre de 2017 se inicia una nueva temporada de las Residencias Musicales 2017- 2018. La Fundació Catalunya La Pedrera retoma su propuesta musical de conciertos el tercer domingo de cada mes por la tarde con una selección de jóvenes talentos catalanes de reconocido talento y con carreras emergentes.
 
Los seleccionados para la sexta edición son la soprano Sara Blanch, el pianista Adrian Blanco, y el guitarrista Izan Rubio. Cada uno de ellos presentará en La Pedrera tres programas, pensados y creados especialmente para ofrecer una propuesta nueva y diferente de lo que se puede encontrar habitualmente en los circuitos más comerciales. Así nos cuentan ellos cómo viven la preparación de su Residencia Musical.

Sara Blanch: "Ofrezco diversidad musical y la oportunidad de ver tres recitales pasando por tres épocas diferentes" 

La joven soprano se dio a conocer en el Concurso Viñas 2016, cuando consiguió el cuarto premio oficial y la gran mayoría de premios especiales y extraordinarios, incluido el Premio del Público. Desde aquel momento, la cantante ha estado presente en algunos de los teatros y festivales más importantes en Catalunya y Espanya, como el Gran Teatre del Liceu, el Teatro Real, el Teatro de la Zarzuela o el Festival de Peralada. Ella será la encargada de abrir el cico el 17 de septiembre. También actuará los domingos 21 de enero y 18 de marzo. 

Estas son sus impresiones sobre su participación en las Residencias Musicales y el tipo de repertorio que está preparando:

Barcelona Clásica:  ¿Qé supone haber sido seleccionada para las Residencias Musicales 2017/2018 para tu carrera?
Sara Blanch:
Son una etapa importante para mi curso artístico, ya que contribuyen al desarrollo profesional del artista y suponen una oportunidad para crecer musicalmente y explorar diferentes registros con toda libertad. La búsqueda constante de repertorio, la investigación y la responsabilidad para llegar a preparar un buen programa de concierto me han enriquecido constantemente, siempre con una gran ilusión y, finalmente, me aportan una gran satisfacción.
 
B.C. ¿Qué quieres ofrecer en estos conciertos?
S.B.
Ofrezco diversidad musical y la oportunidad de ver a un mismo artista en diferentes registros, esperando de compartir con el público tres veladas de disfrute musical. Son tres recitales en los que podemos pasar por tres épocas diferentes: compositores del bel canto italiano (Rossini, Bellini y Donizetti), compositores contemporáneos de renombre (Ortega, Blanch, Guinovart y Demestres) y un programa centrado en el Barroco (Händel y Vivaldi), donde estará presente el conjunto barroco Vespres d'Arnadí.

 
Izan Rubio: "Me gustaría mostrar una guitarra de concierto diferente, que no se acostumbra a oír en estos repertorios" 
 
Izan es otro ganador de concursos, con un importante palmarés en competiciones de guitarra todo Cataluña, incluyendo el prestigioso certamen Miquel Llobet. Ha sido discípulo de grandes nombres actuales de la guitarra clásica y se le considera uno de los continuadores de la tradición de guitarra en Cataluña. Izan actuará 15 de octubre, 19 de noviembre y 20 de mayo.
 
Barcelona Clásica:  ¿Qué supone haber sido seleccionado para las Residencias Musicales 2017/2018 para tu carrera?
Izan Rubio:
Para mí, supone tres cosas. La primera tiene que ver con la confianza que desde la Fundació Catalunya-La Pedrera nos han dado en nuestra trayectoria, en el trabajo hecho durante todo este tiempo y nuestra actitud como músicos. La segunda es la felicidad que despierta -al menos, en mí- poder disponer de tota la ayuda de la Fundació para llevar a cabo tres proyectos muy diferentes y completos, y que no acostumbran a oírse en nuestro territorio. Tocar un repertorio completo de quinteto con el cuarteto de cuerda Cosmos (el concierto del 15 de octubre) no habría sido posible sin este apoyo. De la misma manera , poder participar con nuestro Salzburg Guitar Trio  (concierto del 15 de abril) es una excelente noticia, porque los componentes... ¡vivimos en tres países diferentes! Somos un trío joven y en este primer año ya hemos tenido la suerte de haber resultado galardonados con los primeros premios en el Festival Internacional de Guitarra de Elche y en el concurso Corelli-Savarez Chamber Music Competition en Salzburgo. La tercera es la motivación. El panorama musical de este país no es comparable con otros países del centro y norte de Europa, por desgracia. Que de repente puedas tener presencia en tu Barcelona, en un lugar tan emblemático como La Pedrera y con tres proyectos en los que crees, mostrando unas obras de aquí y también de allí, escogidas con cuidado y, como eje de todoe llo, una guitarra que tiene mucho de catalana, es motivo suficiente para sentir, como punto culminante, una motivación de soñador, pero con los recursos y el tiempo para construir su sueño y comunicarlo. ¡El sueño no se acabará en el concierto!
 
B.C. ¿Qué quieres ofrecer con estos conciertos?
I.R.
Me gustaría mostrar una guitarra de concierto diferente, una guitarra que no se suele escuchar con estos repertorios, una guitarra que puede ser más. Me pregunto cuándo fue la última vez que en una gran sala de conciertos sonó una guitarra acompañada con un cuarteto de cuerda, o cuándo fue la última vez que sonaron el Concierto del Sur de Ponce o el de Aranjuez de Rodrigo en un mismo concierto, o cuándo fue la última vez que un trío de guitarras interpretó a compositores como Albéniz, Satie, Dvorak y Falla. Por eso creo en este proyecto. Mi idea es la de comunicar al máximo con todas las posibilidades del instrumento. Tenemos la suerte de que para uno de los conciertos también contaremos con una obra escrita para la ocasión, inspirada en La Pedrera, del compositor catalán José Galeote. Y como curiosidad también tocaremos una obra de Carlo Domeniconi que podemos asegurar hacía años que no se oía en directo en ninguna sala del mundo. Quiero ofrecer una guitarra diferente, al nivel del instrumento; con versatilidad de músicas, estilos y formaciones; en definitiva, una guitarra que suena por el bien de la música.

Adrián Blanco: "Después de cuatro años en Nueva York, siento que vuelvo a tocar a casa"
  
Adrián Blanco es graduado en piano por el ESMUC y máster en piano contemporáneo por la Manhattan School of Music de Nueva York. Desde su debut en concierto, a los 15 años, ha actuado en diversos lugares de España, Alemania, Finlandia y Estados Unidos. Es un experto en música contemporánea y ha estrenado obras de compositores actuales, como Joan Magrané o Daniel Cantalejo. Adrián actuará en La Pedrera los días 17 de diciembre, 18 de febrero y 20 de mayo.
 
Barcelona Clásica: ¿Qué supone haber sido seleccionado para las Residencias Musicales 2017/2018 para tu carrera?
Adrián Blanco:
Es todo un privilegio, y más con dos compañeros de tanta categoría como Izan y Sara. Es una oportunidad única realizar estos tres conciertos en un ambiente que sólo un lugar tan barcelonés como La Pedrera ofrece; quizás es lo que más significado tiene para mí. Este será mi cuarto año en Nueva York, y volver a Barcelona para ofrecer estos conciertos tiene un valor también sentimental. Siento que voy a tocar en casa, a compartir lo que hago con la ciudad en la que me he formado y quiero. Y por este regreso no se me ocurre ninguna mejor sala y concepto de residencia musical que La Pedrera. Esta residencia también significa la oportunidad de compartir escenario con músicos a los que admiro. Así será con el concierto a dúo con el percusionista británico James Larter (17 de diciembre) y el concierto de cámara con el cuarteto de cuerda formado por Francesc Guzman, Sara Cubarsi, Inés Mauri y Eduard Raventós, cuatro músicos de casa de trayectoria internacional (18 de febrero).
 
B.C. ¿Qué quieres ofrecer en estos conciertos?
A.B.
Para estos tres conciertos lo que ofreceré es una declaración de principios; una carta de presentación. Tanto el repertorio que he escogido como su orden y la instrumentación representan como me veo a mí mismo como músico. Me gustaría transmitir lo que soy. Espero que el público salga del concierto pensando que he sido honesto. Por otra parte, en cuanto al repertorio, he hecho una elección que conecta los tres conciertos, pensando como si pudiera funcionar como un concierto de tres horas seguidas con diferentes instrumentaciones. Además, la estructura del repertorio es simétrica: empezaré el primer concierto de una manera muy similar a como acabaré el último. Mi Residencia está pensada como un viaje sonoro que recomiendo escuchar de principio a fin, aunque los tres conciertos tienen sentido por sí mismos, de forma independiente.

Últimas noticias