Conciertos

El Liceu se impregna de danza

Lunes 3 Septiembre 2018

Giselle, Paquita, Don Quijote, La muerte del cisne... Son algunos de los títulos que han llenado el escenario del Gran Teatre del Liceu este fin de semana. Sí, este 1 y 2 de septiembre el también conocido internacionalmente como Barcelona Opera House nos ha hecho activar los músculos del cuerpo y nos ha traído una muestra de lo que el cuerpo humano impregnado de arte puede llegar a hacer; se ha inundado de danza con la gala de la 10ª edición de IBSTAGE. Una gala que ha expuesto un popurrí de danza clásica y contemporánea, que ha paliado el gusanillo de los amantes de este arte.


IBStage es un programa internacional de danza clásica y contemporánea, donde estudiantes de todo el mundo de entre 14 y 22 años y con aspiraciones profesionales vienen a la Ciudad Condal para recibir clases durante tres semanas para así perfeccionar la técnica y ampliar la su carrera profesional. El programa queda bajo la dirección general del director del Ballet de Catalunya, Leo Sorribes, y bajo la dirección artística del ex bailarín de Les Ballets du Montecarlo Elias Garcia Herrera y del ex-primera bailarina del American Ballet Theater y actual directora del Washington School of Ballet, Xiomara Reyes. Así pues, después de un mes de agosto con clases intensivas (técnicas y de repertorio), los estudiantes han mostrado el esfuerzo y el trabajo desarrollado en la gala de clausura, junto a bailarines de primera línea de nuestra actualidad.

El acto comenzó con una coreografía de danza clásica creada por el mismo Elias Garcia, Defile, interpretada por el cuerpo de baile de IBStage. Una coreografía con una perfecta armonía y composición del movimiento en el espacio, con muchas entradas y salidas y una coordinación excelente entre los bailarines. Con este primer número, los jóvenes aspirantes se nos presentaron en el escenario dejando el listón bien alto de primer momento; triples y dobles pirouettes ejecutadas con mucha nitidez, un torbellino de fouettés las chicas y una gran variedad de saltos por parte de los chicos, todo ello representado sobre un encaje total con la música.

El cuerpo de baile protagonista interpretó tres piezas más: como apertura de la segunda parte, fragmentos adaptados del conocido ballet Le Corsaire -coreografia original de Marius Petipa- donde, entre los 16 chicos y 26 chicas, las cuatro bailarinas principales y, sobre todo, la primera bailarina, demostraron un gran virtuosismo ejecutando una serie de fouettés brutal, desencadenado en forma de canon. La otra pieza fue "Coda" de Don Quijote, adaptada por los directores artísticos del programa y con música del ballet. Con este número de danza clásica, los estudiantes concluyeron el acto junto al resto de bailarines con gran prestancia. Ahora bien, sobre todo, me gustaría destacar la obra Absence of light de Luisa M. Arias. Esta fue la única pieza en la que las jóvenes bailarinas bailaban sin puntas y con la que los aspirantes rompían las barreras del ballet clásico, adentrándose en el mundo del contemporáneo y, incluso podríamos decir, del moderno jazz. Esta demostraba pues la versatilidad de los bailarines, que no sólo fueron capaces de cuadrar hacernos una pieza estricta de repertorio clásico, sino también de poner cuerpo y alma a una pieza contemporánea y actual, cargada de sentimiento y significados que cada uno de nosotros pudimos interpretar de maneras diferentes. Con fragmentos solistas, dúos y grupales, pudimos disfrutar de una increíble composición y descomposición de formas y dibujos acompañados de un juego de luces y baile sobre una música actual que nos adentraba en el aire de la popular música tecnológica. Con ello, IBStage demuestra que puede aportar a los aspirantes lo que hoy todo bailarín necesita: ser versátil y saber ejecutar diferentes estilos y ramas de la danza, aunque, no nos engañemos, hoy, el clásico y el contemporáneo no lo cubren todo.

En cuanto a los bailarines invitados, nos presentaron mayoritariamente fragmentos de ballets de repertorio clásico de grandes coreógrafos como Lev Ivanov, Marius Petipa y Michael Fokine; pero también obras actuales con coreografías contemporáneas y neoclásicas de coreógrafos presentes hoy. Los primeros invitados a aparecer en escena fueron el bailarín solista y la bailarina principal del Stuttgarter Ballett, Elisa Badenes y Martí Paixà, ella valenciana y él de nuestras tierras, crecido en Montbrió del Camp donde desarrolló su pasión por la danza. La pareja representó Arcadia Pas de Deux, de Douglas Lee, una pieza neo-clásica con pinceladas de técnica Horton, pero baile sobre las puntas por la bailarina. Los artistas transmitieron al público una sensación de ligereza y complicidad entre la pareja ejecutando varias cargadas y también realizando trabajo en el suelo. Gracias a su gran complicidad, recordaban exactamente una simbiosis. Además, Martí Paixà también se dejó lucir y nos maravilló muy positivamente con la representación del solo SSSS... de Edward Clug.

También cabe destacar la presencia de la bailarina rusa, Polina Semionova, actual bailarina principal en Berlin Staatsoper, que interpretó dos piezas: por un lado, Cello Suite Pas de Deux del reconocido coreógrafo Nacho Duato, un dúo que representó acompañada de Dmitry Semionov y, por otro, el famoso solo de danza clásica La muerte del cisne de Michael Fokine. También bailarines como Rebecca Storani y Dmitry Zagreb, representaron el pas de deux de Don Quijote demostrando unas excelentes habilidades y virtuosismo por la danza clásica con una elegancia extraordinaria y una interpretación óptima. Además, no podemos olvidar los dos pas de deux del ballet El lago de los cisnes uno de ellos representado por Myriam Ould Brahm (bailarina estrella de la gala) y Istvan Simon y, el otro, por Anastasia Limenko e Igor Tsvirko. Finalmente, es menester mencionar la presencia del Ballet de Catalunya, dirigido por el mismo Leo Sorribes, que presentó Fast adelante, una pieza de danza clásica muy rompedora y adaptada a nuestros días con música clásica contemporánea.

En definitiva, felicito al equipo de IBStage por el trabajo realizado durante el programa, por las adaptaciones coreográficas y para llevar a Barcelona una pizca de danza clásica y un olor de este arte anatómico en nuestro país con tan buena presencia. Un arte que, a veces, queda olvidado en el sector de las artes escénicas.

Fotos: IbStage
 

Mas sobre el tema: liceu , dansa , ibstage , petipa , ballet de Catalunya
Últimas noticias