Conciertos

Sara Blanch: "Hay que ir a ver Lea: es un estreno mundial escrito maravillosamente”

Domingo 3 Febrero 2019

Hace muchos años que tuve el placer de conocer a la soprano darmosana Sara Blanch y he seguido su trayectoria con entusiasmo, no sólo por pertenecer a la misma comarca, la Ribera d’Ebre, sino porque quedé hechizada por su talento, con una voz muy dúctil, extremadamente ágil y eficiente en los agudos y un centro que ha ido trabajando con rigor y profesionalidad hasta la excelencia. Del 7 Portes al Gran Teatre del Liceu, con un Viñas por medio y muchísimas estrenos por grandes teatros, con hitos que nunca olvidaremos y todos los que aún nos quedan por disfrutar. Hablamos con ella en ocasión de L’enigma di Lea, de Casablancas, donde desarrolla el rol de Primera Dama de la Frontera en este estreno mundial.

Últimamente te has instalado en el Liceu. ¿Cómo se trabaja en este teatro nuestro?
Se trabaja muy bien! Con rigor y profesionalidad. El teatro del Liceu cuenta con personal muy eficiente, gente seria con el trabajo, gente que lo da todo y que, además, te hace sentir como en casa y te da un trato cercano. Personalmente, he cogido mucho cariño a los trabajadores del Liceu, con quien compartimos un día a día de trabajo, pasión, también nervios en algunos momentos y entrega.

¿Qué balance haces de L’italiana in Algeri? Tu rol era el de Elvira, muy fresco y divertido.
Muy positivo! Fui muy feliz durante todo el periodo de ensayos de L’italiana in Algeri. Rossini es motivo de alegría, de divesió, también de rigor y precisión, pero siempre con una sonrisa. Estuve muy a gusto con todos los compañeros y con el personal del teatro y, viví cada día con una gran ilusión.

Ahora vuelves como Primera Dama de la Frontera en L’enigma di Lea. ¿Qué sientes formando parte importante de un estreno mundial?

Orgullo y satisfacción. Después de un periodo muy duro de estudio y pasando por momentos dosis importantes de estrés, he visto la luz! haha! Digo esto porque contribuir a construir una obra de estreno mundial no es nada fácil. En primer lugar porque las referencias son inexistentes y, en segundo lugar, porque estamos hablando de un lenguaje más nuevo, contemporáneo, actual pero un lenguaje al que estamos menos acostumbrados. Un lenguaje que no es intuitivo y que justamente por eso tienes que utilizar mecanismos nuevos de estudio, lo que requiere mucho tiempo y paciencia. Ahora mismo, después de llevar más de un mes trabajando la obra y, a pocos días del estreno, me siento muy satisfecha de todo lo que hemos conseguido todo el equipo que forma parte de esta producción y, nuevamente feliz de formar parte de este estreno mundial.

¿Cómo es tu personaje y qué función desempeña en la obra? Parece que las damas representan las fuerzas del Bien en oposición a personajes más histriónicos.
Exactamente. Las damas representan la luz, la libertad y, conducen a Lea por este camino. Las guardianas de la Frontera se encargan de vigilar que el bien esté por encima del mal.

La obra transcurre en dos planos: el mítico y lo real. ¿En qué se encuentra tu personaje?
Diría que las damas abarcan un poco de cada mundo. Del mítico porque son seres mágicos, con poderes, llenos de luz. Y, lo real, porque luchan por cosas que también forman parte de nuestra realidad, como es la libertad y la bondad.

¿Qué dificultades musicales supone estudiar el rol?
Haciendo un análisis puramente gramatical, musicalmente hablando, nos encontramos con ritmos más complejos con abundancia, menos utilizados en óperas belcantistas, por ejemplo. También numerosos cambios de compás y de tempos, lo que nos pide una concentración extrema. Y, en cuanto a la línea musical, las referencias para el cantante son pocas y, a veces de gran dificultad. Se necesita atención plena en todo momento.

¿Te sientes cómoda con la música de Benet Casablancas?
Mucho! Tengo que decir que todo lo que canta mi personaje es de una gran belleza musical y que vocalmente me va muy bien. En ningún momento me he encontrado con una dificultad de no poder cantar mi parte tal y como está escrita, lo que significa que está muy bien escrito. Me gusta mucho mi personaje.

¿El libreto de Rafael Argullol ayuda a la interpretación musical?
Efectivamente. Es un texto con fuerza, con una intención clara y muy explícito. Dicho de una manera contundente y, a la vez de una manera poética. Un texto que aporta una fuerza teatral e interpretativa muy importante en la obra.

¿Es fácil trabajar con Carmen Portaceli? Nos podrías adelantar qué podemos esperar de la puesta en escena?
Muy fácil. Carme Portaceli es una mujer amable, segura, con ideas claras y llenas de intención. Esto es lo que hemos trabajado con ella y su equipo. Un trabajo donde se busca, más que el movimiento en sí, la intención y la profundidad del personaje, que desembocan en un movimiento corporal preciso. Una puesta en escena limpia y clara, con momentos muy impactantes.

¿Crees que Josep Pons hace una lectura imaginativa de la partitura?
Sin duda! Creo que Josep Pons ha sido la clave de este proyecto. Dotado de unas grandes cualidades musicales e interpretativas, ha hecho y hace un gran trabajo con L’enigma di Lea, buscando colores, dinámicas, un buen equilibrio entre la orquesta y los cantantes, balance sonoro al interno de la orquesta y una entrega inmensa con lo que hace. Además, ha aportado en todo momento una gran calma y sabiduría durante todo el proceso de creación de la misma, siempre de manera enérgica. Josep Pons combina el rigor con la paciencia y la profesionalidad entre risas.

L’enigma di Lea trata de problemas que nos encontramos en nuestro presente. ¿Qué mensaje crees que quiere transmitir la obra?
Bueno, la obra habla mucho del bien y el mal, la ética y la moral, el instinto y la razón y la contraposición de todo ello. Entre líneas se lee la envidia y el odio, la rabia, la posesión y la voluntad de privar al otro de una libertad. En la obra se pueden identificar todos estos elementos donde, el mensaje más importante que podemos recibir es tener las herramientas, a través de un mundo sobrenatural y también real, para pensar y reflexionar sobre lo que hacemos, somos, sentimos y pensamos, con un grito de LIBERTAD. La importancia de conceder al hombre un rayo de luz, de esperanza, de amor, sin un juicio previo. El argumento de la obra recuerda mucho a un mito griego, con la intención de hacer pensar al espectador. Algo muy necesario e imprescindible!

¿Qué se puede esperar del oyente desacostumbrado de esta producción?
Algo diferente. Quizás la primera postura del espectador es un poco distante porque desconoce lo que va a ver, pero se encontrará una obra en la que conectará enseguida al ver que se una obra muy humana y que trata los temas de una manera muy transparente, aunque para él sea un lenguaje muy diferente. Una obra muy impactante en todos los sentidos, ya sea musical, visual, intel·lecual, etc.

¿Cuál es este enigma que se le plantea a Lea?
El secreto de la inmortalidad.

¿Por qué crees que tenemos que ir todos en el Liceu a ver la ópera?
Porque es una obra de estreno mundial!! Es y será un evento muy importante para nuestro país y a nivel mundial. Porque justamente no estamos tan acostumbrados a este lenguaje contemporáneo, es importante que la gente vaya. Que el público se encuentre con algo nuevo, que seguramente le sorprenderá y porque nosotros, los artistas, necesitamos una respuesta por parte del público. Queremos saber qué piensa la gente, de qué hablarán al terminar la función, qué impacto habrá tenido la obra en ellos... y, sobre todo, porque no saldrán indiferentes!

¿Qué proyectos inmediatos tienes?
Después de terminar L’enigma di Lea en el Liceu, marcho directamente hacia Perm (Rusia) a debutar el rol de Lucia (Lucia di Lammermoor). En abril estaré en el Teatro de Mallorca interpretando Adina (L'elisir d'amore) y en mayo viajo hacia Torino (Italia), para volver a hacer la Elvira de L’italiana in Algeri que hice el pasado diciembre el Liceu. Estoy muy contenta de poder debutar en 3 teatros diferentes en los próximos tres meses!


Fotos: Sara Blanch.

Últimas noticias