Conciertos

Proyecto Clavé XXI y la Escuela Coral del Orfeó Catalán: una pirámide inclusiva y social

Martes 26 Febrero 2019

Esteve Nabona, director artístico del proyecto Clavé XXI, director de la Escuela Coral y del Cor Jove de l’Orfeó Català, nos aporta su perspectiva como representante de un proyecto pedagógico y coral de gran tamaño.

En qué consiste el proyecto Clavé XXI?
El proyecto Clavé XXI es una iniciativa de la Fundación Orfeó Català - Palau de la Música Catalana, a partir del firme convencimiento de que la práctica del canto coral es una herramienta muy potente para poder fomentar la inclusión social de niños y jóvenes.

De donde parte la propuesta?
El proyecto nació en 2011 como plan estratégico de la Fundación. Su voluntad era la de extender esta actividad a todo el entorno ciudadano cercano al Palau de la Música, el barrio de La Ribera, recogiendo el espíritu de lo que haga el maestro Josep Anselm Clavé con los corazones de trabajadores de la época . Actualmente lo adaptamos a las necesidades sociales a través de la educación infantil y juvenil.

Cuántos cantantes forman parte del proyecto actualmente?
Este proyecto cuenta con más de 80 formaciones corales, niños desde los 6 hasta los 18-19 años. Todos son coros de entidades sociales y de escuelas de primaria mayoritariamente del distrito de Ciutat Vella, pero también de barrios y ciudades de otros pueblos de Cataluña: Sabadell, Mataró, Manlleu, L'Hospitalet de Llobregat y Banyoles. Actualmente nos encontramos en la línea de un total de mil novecientos cantores.

¿Cuál es su principal finalidad?
El canto coral para todos. Es una de las cosas que más debemos valorar y por la que tenemos que hacer más esfuerzos para que cantantes y alumnos sean conscientes. Podríamos decir que la filosofía actual del gran proyecto coral de la Fundación es inclusiva. No existe el elitismo, la subvención de la escuela coral proviene en gran parte de la Fundación y en el caso de los coros de Clavé XXI lo es al 100%. Un proyecto ambicioso que no va destinado sólo a aquellos que se lo pueden permitir económicamente ni a un determinado grado de poder adquisitivo.

¿Qué retos plantea el crecimiento de Clavé XX?
Desde la creación del proyecto, hasta ahora, ha habido un crecimiento cuantitativo referente al número de cantores. Desde el 2011, con 40 niños, a los mil novecientos actuales. Ha sido un progreso muy grande. Desde la temporada pasada, no puede crecer más en cantidad por temas logísticos. Como planteamiento, queremos seguir creciendo cualitativamente. Sabemos que trabajamos con un colectivo sensible, con unos problemas claros y de familias con situaciones difíciles. Cuando hablamos de calidad, no hablamos sólo de calidad artística, sino de calidad humana. De cómo la práctica coral puede incidir sobre las vidas de estos niños y jóvenes, y cómo quedará la huella de este proyecto en sus familias.

¿Qué instituciones se implican?
Aparte de la Fundación Orfeó Català - Palau de la Música Catalana, las instituciones implicadas como patrocinadores son la Obra Social La Caixa y, para el Cor Juvenil Clavé XXI, la Fundación Caixa d’Enginyers.

Como se articula Clavé XXI en todo el territorio?
Los directores y directoras del proyecto son cantores del Orfeó Català que han hecho una formación durante unos años, otorgada por los mismos directores de la Escuela Coral, y con invitados que han ayudado en estos cursos. Se ensaya semanalmente, algunos grupos dependen de los directores de la escuela coral, otros dependen de corazones adscritos, y, por tanto, de sus respectivos directores. Pero nos coordinamos.

¿Qué función tienen los coros de la escuela coral a su lado?
Es muy importante la relación entre el proyecto Clavé XXI y la Escuela Coral. A menudo ambos hacen proyectos conjuntos. Cada año, los coros de la Escuela Coral han participado o participan del concierto final de Clavé XXI en el Palau: Cor de Petits y Cor de Mitjans, absolutamente integrados en los grupos. Cor Infantil, Cor de Noies y Cor Jove, actúan como ejemplo y muestra de calidad para que niños y jóvenes de Clavé XXI tengan una referencia de nivel clara y les ayude al progreso. Se da el caso del paso de cantantes provenientes de Clavé XXI en la escuela Coral, una vez adquirido el nivel técnico y musical para estar allí. Por lo tanto, podemos decir que el proyecto va creciendo paralelamente al lado de su hermana Escuela Coral del Orfeó Catalán, que consta de 200 cantores. Clavé XXI es una estructura de coros aún mucho mayor.

¿Qué proyectos trabaja actualmente?
Clavé XXI tendrá bastante presencia dentro del ciclo Barcelona Obertura del próximo marzo. El día 8 los Coros de Petits y Mitjans presentarán la cantata de Josep Ollé Daltabaix de la Ciutat, en el Centro Cívico La Sedeta, dentro del proyecto VOZES. El día 11 tendrá lugar otro concierto con el Cor Jove de l’Orfeó Català, de música romántica y post-romántica, a el Auditorio del Conservatori del Liceu. El Cor Juvenil Clavé XXI y el Cor Jove de l’Orfeó Català actuarán el día 16 en el Centro Cívico de Zona Norte, también dentro el proyecto VOZES. Este año, hemos encargado una cantata de fin de curso al compositor Xavier Pastrana y con guión de la dramaturga Ariadna Pastor, Gaia, una cantata intergal·làctica. Apostamos por un salto de dificultad en la música con el fin de estirar la calidad vocal y artística de nuestros coros.

Como se plantean los retos futuros?
Para seguir creciendo, los coros de la Escuela Coral irán haciendo intercambios entre los respectivos coros, y de otras formaciones corales europeas equiparables a las de aquí. El Young People's Chorus of NYC también es un referente piramidal potentísimo, parecido al nuestro, con coros que ganan concursos reconocidos a nivel mundial. Estamos en contacto, y una delegación de tres personas de Clavé XXI los visitaremos en Nueva York la próxima primavera.

Foto: Esteve Nabona, Clavé XXI

Últimas noticias