Conciertos

Gall de Foc: una comida de cocción lenta y fácil digestión

Sábado 23 Marzo 2019

El próximo viernes 29 de marzo se estrena Gall de Foc, la obra que Mariona Vila ha compuesto por encargo del proyecto social ET TOCA A TU, una iniciativa de carácter social organizada por L’Auditori de Barcelona, Apropa Cultura, la OBC y con el apoyo de L’Auditori Educa. Este programa colabora con aquellas entidades que tengan la música como herramienta de integración social: este año serán los alumnos de la Escuela Pepa Colomer los que compartirán escenario con los músicos de la OBC para interpretar la obra que Vila ha compuesto para la ocasión.

Hay algo del Pájaro de fuego de Stravinsky a Gall de Foc de Mariona Vila?
Esta es la idea: el germen de Gall de Foc es precisamente el Pájaro de Fuego de Stravinsky. En el blog de Et Toca a Tu se explica el proceso de creación de la obra: los alumnos que participan en el proyecto escucharon la obra de Stravinsky y es a partir de su recorrido emocional que he compuesto esta obra. Son niños que no lo han tenido fácil y el Pájaro de Fuego habla de un espíritu de superación. Después hay algún motivo que he usado a los temas más lentos y los interludios, cuando ellos tienen más protagonismo. Son motivos que se pueden reconocer si conoces la obra de Stravinsky. Por otro lado está la parte de la «Ira», que no está hecha en base del Pájaro de Fuego, sino que he cogido el tema identitario de la escuela y lo he integrado rítmicamente.

En el blog de Et Toca a Tu explicas la creación del Gall de Foc como una receta de cocina y el defines como «una comida de cocción lenta y fácil digestión». Crees que es un menú infantil o es un menú degustación?
Esta ha sido un trabajo realmente de funambulista. Hay muchos elementos a tener en cuenta: es necesario que sea una pieza, en primer lugar, que ellos puedan tocar y, después, de la que se pueda entender el resultado. Los temas lentos son bastante difíciles para ellos, se utiliza un lenguaje que les puede quedar lejos. El último número, sin embargo, sí es más fácil.

Como el postre.
Sí, exacto. Hay que ponerse en su cabeza para ver donde está el territorio límite, que pueden entender y que no, pero también hay que educar a las orejas. No es un menú infantil pero sí es de fácil degustación. Además, es una obra de 15 minutos que ellos deben tocar de memoria porque no leen partituras. Es por eso que tenía que haber cosas cortas y contrastadas para que las pudieran digerir, si no es antes del concierto, al menos una vez la hayan hecho! Debe ser una música que se puedan hacer suya. Había niños que me decían «pero esto qué es!», Que sentían que era un lenguaje muy lejano, y otros que no, que enseguida se lo hicieron suyo. Es una comida, por tanto, de cocción lenta porque hay que pensar muy bien.

La obra está dividida en diferentes partes como el «Ira», la «Tristeza», el «Expectación» o el «Renacimiento». Hay un hilo conductor que vertebre la obra?
Hay un recorrido emocional a través del hecho de superación donde se pasa por estas diferentes etapas. Sí que hay un personaje pero no le pasa nada, no hay una narración.

Y por qué el Gallo?
Es una idea que salió desde el equipo educativo. Es un animal simbólico del Prat, un elemento identitario. Además, ligaba con la idea de un proyecto social porque no es un animal nada sofisticado. Y los niños han hecho una escultura en 3d de este gallo! Es una manera de irlos implicando.

Los alumnos de la Escuela Pepa Colomer han participado en la creación de la obra. Te sorprendieron sus aportaciones?
No tenía expectativas. Sí que ellos tenían muchas ganas de comunicarse conmigo, que también es una manera de valorizar la obra. Sí que en la pieza rítmica me sorprendieron porque no es nada fácil y ellos la interpretaron con mucha convicción y concentración. Al principio ellos estaban un poco más a la expectativa pero siempre han mostrado mucho entusiasmo: preguntaban mucho, que también es una manera de entrar e interesarse por la obra.

Crees que este proyecto les ha cambiado de alguna manera?
Yo he ido sólo 4 o 5 veces, no he estado en el día a día, que es un trabajo que está en manos de los maestros. Pero sí es verdad que los niños, cuando estaba yo, mostraron mucho entusiasmo. Yo me lo he pasado muy bien. Para las familias seguro que también será muy emotivo, el día del concierto. Para ellos, subir el escenario será todo un reto: es duro, es cansado y son muchas horas. Por suerte, serán tres conciertos, así lo apreciarán más. Ya tengo ganas de oírlos!

¿Cómo crees que reaccionarán ellos al sentirse acompañados de la OBC?
Ya te digo, son niños que no conozco pero supongo que seguramente se sentirán asustados, se harán pequeños. Tengo la impresión de que se sentirán cohibidos pero a la vez ilusionados, que tendrán una sensación de sorpresa. Habrán muchos estímulos para ellos, no saben como es un escenario. Habrá una mezcla de emoción, sorpresa y espanto. Ahora quizás faltaría preguntarles cómo lo han vivido. Yo he tenido un papel de observadora.

Y como crees que reaccionará la OBC al sentirse acompañada de estos alumnos?
El año pasado eran adolescentes con un combo de música moderna y en ediciones anteriores el formato también ha sido diferente. Esta vez son unos niños pequeños que deben integrarse en una orquesta: supongo que su actitud será de ayudarlos, de darles apoyo. Pero claro, tienes que pensar que a en esta orquesta hay 28 ukeleles y 10 contrabajos, por ejemplo! Y 8 o 9 violines! Es un conjunto un poco extraño y ya veremos como los colocamos. No será fácil; siempre es complicado pero esta vez lo será más.

¿En qué sentido crees que la música puede ser (o no) una herramienta de cambio social?
Siempre depende de quien haya delante de este cambio social. Si hay equipos bien formados, con una exigencia musical, que saben que hay o que no hay que pedir seguro que es posible este cambio. Si no se tiene experiencia también es difícil llegar al fondo. Pero este es un proyecto social maravilloso.

La música pierde su función artística cuando tiene una finalidad educativa?
No. No debería ser así. El arte es aquello a lo que no tienes que renunciar nunca. Hay que encontrar el punto medio entre lo que ellos pueden entender y lo que tú harías y desde allí estirar un poco más. Es un producto híbrido pero no tienes que devaluar lo que quieres como músico.

Finalmente, ¿por qué recomendarías a los lectores de Barcelona Clásica venir al estreno de Gall de Foc?
Sobre todo porque tocan el Pájaro de Fuego! Hacen un programa que me gusta mucho: Brahms, Schumann y Stravinsky! He tenido suerte! Y también porque será muy curioso de ver. Seguro que habrá un punto de emoción porque ellos estarán emocionados y eso se transmite. También tiene muchos tempi contrastados, no tienes tiempo de aburrirte. Es un programa bonito y Gall de Foc será la guinda de alegría!

Foto: Mariona Vila, alumnos de la Escuela Pepa Colomer

Últimas noticias