Conciertos

Janine Jansen, la Mahler Chamber Orchestra y el Cor Anton Bruckner en la Cámara del Auditori

Lunes 1 Abril 2019

Dentro del ciclo de Cámara en L’Auditori de este mes de abril encontramos tres propuestas muy diferentes: un instrumento solista, una orquesta de cámara y un conjunto vocal. Janine Jansen, junto con el pianista Alexander Gavrylyuk, interpretará tres sonatas para violín y piano, la Mahler Chamber Orchestra bajo la dirección de Pablo Heras-Casado, llevará al escenario de la Pau Casals dos de las obras más emblemáticas de la tradición hispánica, y el Cor Bruckner Barcelona, presentará una recopilación de obras a capella titulada La llum de la neu.
 

Janine Jansen, violinista que ha destacado en escenarios internacionales por ser, tal como la describe el New York Times, «tan fascinante en el silencio como en el sonido», llega a L’Auditorio de Barcelona para ofrecer tres sonatas para violín y piano de compositores clave del siglo XIX y XX. Además de ser artista residente en la Tonhalle Orchester de Zurich o la Gothenburg Symphony Orchestra, también ha actuado en el Mozartwoche Salzburgo con la Wiener Philharmoniker bajo la dirección de Bernhard Haitink. Esta temporada, la violinista devota en la interpretación camerística en una gira europea junto con el pianista Alexander Gavrylyuk que, además de Barcelona, tendrá parada en Amsterdam, Londres, Berlín, Munich, Viena o Bruselas entre otras capitales.

Así, el próximo 3 de abril en la Sala 1 de L’Auditori interpretarán en primer lugar la Sonata para violín y piano en La menor 1, op. 105 de Robert Schumann, una obra de madurez que se caracteriza por su dramatismo y que está dividida en tres movimientos: Mit leidenschaftlichem Ausdruck (traducido como «con expresión apasionada») en La menor, un Allegretto en Fa mayor y un Lebhaft (que podemos traducir como «animado») también en La menor. Aunque Schumann había confesado que no le gustaba esta primera sonata - y que por ello escribió la segunda - se trata de una obra sentida y sumamente expresiva.

El concierto seguirá con la Sonata para violín en Re mayor, op. 94a de Sergei Prokófiev. Escrita originalmente para flauta y piano, el mismo compositor la arregló para violín durante la Segunda Guerra Mundial. La obra se estructura en cuatro movimientos: Moderato, Presto, Andante y Allegro con brio. Se trata de una composición con algunos fragmentos de virtuosismo y otros de elegancia lírica y majestuosa.

Finalmente, podremos sentir la Sonata para violín y piano en La mayor de César Franck, una de las obras más conocidas del repertorio para violín y piano. Dividida en cuatro movimientos - Allegretto bien moderato, Allegro, Recitativo-Fantasía y Allegretto poco mosso - fue compuesta en 1886 y destaca la construcción arquitectónica de la armonía y la forma cíclica que la estructura de manera homogénea. Asimismo, también hay que destacar el equilibrio y diálogo entre los dos instrumentos.

Al cabo de una semana y en el mismo escenario, Pablo Heras-Casado dirigirá la Mahler Chamber Orchestra para abordar dos de las obras más emblemáticas de Manuel de Falla: El amor brujo y El sombrero de tres picos. Así, encabeza la ficha artística de este concierto uno de los directores nacionales más reconocidos del panorama internacional y invitado por orquestas como las Filarmónicas de Berlín, Viena, Nueva York y Los Ángeles o la London Symphony Orchestra, y colaborador habitual de la Freiburger Barockorchester y la Münchner Philarmoniker. Heras-Casado toma la batuta de la Mahler Chamber Orchestra, una de las orquestas de cámara más importantes del momento, para interpretar estos dos ballets y la suite Pulcinella de Stravinsky.
El Amor Brujo, subtitulado como «Gitaneria en 2 grupos», es seguramente la obra más conocida del compositor, aunque fue fuertemente criticada en el momento de su estreno, en 1915, y posteriormente modificada. El argumento de la obra narra la historia de una gitana, bella y llena de pasión, atormentada por la pérdida de su amante, celoso y descreído. A pesar del sufrimiento que le comportaba esta relación, Candela, la protagonista, no consigue olvidarse de él. Brujería, hechizos y rituales llenan de magia esta obra de carácter marcadamente andaluz. Las partes solistas serán interpretadas por la cantaora de flamenco Marina Heredia.

El sombrero de tres picos, basado en la novela de Pedro Antonio de Alarcón, es igualmente una muestra de la incorporación del folclore español dentro de las formas y estructuras clásicas. Estrenada en 1919 en Londres, Organizado en dos cuadros, podemos distinguir las siguientes partes: «Introducción», «La Tarde», «Fandango (Danza de la Molinera)» y «El Corregidor». «Seguidillas (Danza de los Vecinos)», «Farruca (Danza del molinero)», «Allegretto», «Las coplas del cuco», «Minué (Danza del corregidor)», «Allegro» y «Danza final (Jota)» , uno de los números más conocidos de la obra. La soprano valenciana Carmen Romeo interpretará las intervenciones cantadas de esta obra. Por otra parte, también se interpretará Pulcinella de Stravinsky, a menudo considerada como la primera pieza del periodo neoclásico del compositor. Se trata de un ballet desarrollado en un solo acto basado, en este caso, en el personaje propio de la Commedia dell’arte con el mismo nombre.

Finalmente, ya hacia finales de mes, el Cor Bruckner Barcelona dirigido por Julia Sesé, nos recuerda que, a pesar de haber entrado de lleno en la primavera, el frío del invierno no queda tan lejos. Esta formación de voces mixtas formada en 2003 y galardonada en diferentes concursos nacionales ha trabajado con entidades como la JONC, la OSV, la Orquesta Barroca Catalana o la OBC entre otros. El año 2017 fue seleccionado coro piloto para el 11º Simposio Mundial de Música Coral. Bajo el título La llum de la neu, el conjunto vocal propone un repertorio estructurado a partir de obras a capella que tratan sobre estos dos elementos. El concierto, dividido en dos partes, se presenta en una dualidad complementaria: como un si fuera un reflejo, la oscuridad del frío acaba reflejándose en la luminosidad de la esperanza.

El concierto se iniciará con Snø del compositor y ex-cantante del coro Pol Requesens, una obra compuesta y estrenada por la misma formación en 2012. Requesens comentaba: « Snø no es una pieza basada en una idea de cambio y desarrollo de una palabra, nieve, en varias lenguas ». Así, parte del juego fonético sin dejar de lado el contenido semántico de la palabra y deja abierta la puerta a esta primera parte más oscura que girará en torno a conceptos como la soledad y el desamparo, el sufrimiento y la muerte. Obras como Un soir de neige de Poulenc, escrita en plena segunda guerra mundial a menudo se interpreta esta composición como un acto de resistencia contra la ocupación nazi en Francia, permitirán al Cor Bruckner Barcelona construir un paisaje sonoro de complejidad vocal y dificultad interpretativa.

La oscuridad del principio se dejará atrás con una segunda parte dedicada a la luz, con obras de estilo más bien neoclásico: la esperanza, el amor o la introspección serán los conceptos sobre los que girarán obras como Lux de Josep Ollé, que siendo una obra que trata el paso de la oscuridad hacia la luz, comienza con una cita de Martin Luther King para sentenciar que sólo la luz puede eliminar la oscuridad y sólo el amor puede eliminar el odio. Sigue con textos del himno latino «O Lux beata Trinitas», que hace coincidir con la melodía del coral luterano «Wie schön Leuchtet der Morgenstern». Otra de las obras que encontraremos en este repertorio es Lux surgit aurea de Bernat Vivancos, que empieza y termina con una secuencia al unísono para desplegarse hacia unas armonías brillantes, propias del compositor catalán.

Foto: Janine Jansen, Pablo Heras-Casado, Cor Bruckner Barcelona.

Últimas noticias