Conciertos

Daumants Liepinš guanya el Maria Canals

Viernes 5 Abril 2019

El pasado día 3 de abril el Palau de la Música se llenó para recibir la prueba final del Concurso Internacional de Música Maria Canals. Los tres finalistas interpretaron las piezas escogidas junto con la JONC, dirigida por su titular Manuel Valdivieso.


La sala grande del Palau de la Música se llenó hasta la bandera para recibir Albert Torrens, el maestro de ceremonias de la velada, y los tres finalistas del Concurso Internacional de Música Maria Canals, el ruso Alexander Kliuchko, el chino Ka Jeng Wong y el letón Daumants Liepinš. El público, lleno de periodistas, cámaras, melómanos y estudiantes, se congregó para escuchar los tres chicos que después de dos pruebas eliminatorias y muchos nervios, se colocaron al frente de la JONC para interpretar sus versiones de los conciertos para piano escogidos.

Primeramente fue el turno de Aleksandr Kliuchko, un chico ruso de 18 años de edad que escogió el Concierto para piano núm. 1 en Si bemol menor, op. 23 de P. I. Tchaikovsky. El inicio fue ciertamente tímido y el estilo de Kliuchko, extremadamente tenuto y contenido, se mantuvo durante los primeros movimientos de la obra. La intepretación del intérprete ruso no se consolidó por encima de la orquesta sino que quedó sumergida como un instrumento más dentro del conjunto, con una sonoridad casi seca y fragmentada que hizo lucimiento de una técnica perfecta pero que quizá cojea en dramatismo y sentimiento. El pianista ruso pareció renovar energías al abordar el Prestissimo, y tanto la JONC como el joven pianista hicieron gala de una sonoridad que aún no había hecho acto de presencia en la velada. El último movimiento de la obra elegida fue interpretado siguiendo con el estilo del inicio, de manera casi mecánica y con una perfecta técnica, rasgos a tener en cuenta en un concurso de interpretación.

El segundo finalista fue Ka Jeng Wong, pianista chino de 28 años, que escogió el Concierto para piano y orquesta en Mi menor, op.11 de F. Chopin. El primer ataque del pianista fue cogido con fuerza y pasión, con un estilo totalmente diferente al concursante anterior. El intérprete chino demostró una gran técnica y abordó el primer movimiento - Allegro maestoso - con énfasis en el fraseo y la armonía. Los casi diez años de edad que separan el primer y el segundo finalista se hizo ver con la soltura del intérprete chino, que dialogó mucho más con la orquesta que no el anterior participante.

Por último apareció sobre el escenario el pianista letón Daumants Liepinš, un chico de 24 años. Las comparaciones dicen que no son buenas, pero a menudo son inevitables; el intérprete letón escogió, para su demostración, el mismo concierto que Kluichko, y se lució sobremanera. La técnica quedó relegada en pro del dramatismo, y el ataque inicial de la obra fue abordado de una manera brillante y llena, extrayendo todo el sonido posible del piano. La interpretación del pianista letón fue sólida y demostró con creces la seguridad del joven letón, que entablar un diálogo constante y fluido con la JONC y se lució sobremanera al final de la larga velada en el Palau. Los aplausos no se hicieron esperar, de hecho aún faltaban unos cuantos compases que el público se levantó de las butacas, y es que la interpretación de Liepinš dejó boquiabierta buena parte del público.

Los resultados se hicieron esperar y no fueron del todo sorprendentes, Daumants Liepinš llevó el Primer Premio, entregado por la Fundación Jesús Serra y dotado con 25.000 €, y también el Premio del Público, consistente con 25 horas de grabación en Solfa Recordings. Aleksandr Kliuchko recibió el Premio Fundación Carulla, dotado con 10.000 € y por último, Ka Jeng Wong recibió el Premio Fundación Lluís Coromina, dotado con 6000 €, y el Premio Jurado de Estudiantes, formado por escuelas de música.


Fotos: Palau de la Música


Últimas noticias