Conciertos

Los más programados en marzo: Brahms, Bach i Beethoven

Viernes 5 Abril 2019

Este mes de marzo, los compositores más programados en Barcelona han sido Johannes Brahms, J.S. Bach i Ludwig van Beethoven.
 

1. BRAHMS

Empezábamos el mes de marzo escuchando a Brahms con un concierto de guitarra clásica de la mano de Manuel Sánchez Riera titulado "Classic Guitar Around the World" en el MEAM. Los centros cívicos también fueron bastante partidarios de este compositor: el CC Elizalde, Blas Bosser al violonchelo y Eudal Buch al piano interpretaron su Sonata en mi menor, op. 38 y, a finales de mes, el Trío Blanchard - Xabier Gullón al clarinete, Paula Sánchez al violonchelo y Alba Llorach al piano - tocaron El Trío de Brahms. En el CC Trias y Peitx, el quinteto de la OBC formado por Raúl García Marián al violín, Ana Galán al violín, Jennifer Stahl a la viola, David Derrico a la viola y Olga Manescu al violonchelo interpretaron el Quinteto de cuerda en sol mayor, opus 111. Aunque en el CC la Sedeta la soprano Mireia Tarragó y la Marina Pelfort nos interpretaron lieder del compositor, en la Pedrera, Roger Morelló ofreció un recital de cello con obras de Brahms, también lo hicieron Mariona Camats al violonchelo y Eudald Buch al piano en el Jardín de los Naranjos y Zhen Lu y Javier Moraga al Forn de les Arts-Privé. Finalmente, dos de las principales entidades musicales de Barcelona también optaron por Brahms este mes de marzo: el Palau de la Música se llenó de las Seis piezas para piano, op. 118 y las Cuatro piezas para piano, op.119 interpretadas por Grigory Sokolov y L'Auditori acogió la Sonata para violonchelo y piano en Mi menor número 1, op. 38 de la mano de Mariona Camats y ha clausurado el mes con la «tercera» de Brahms, la Sinfonía nº 3 en Fa mayor, op. 90 interpretada por la OBC.
 
Este compositor, pianista y director de orquesta alemán del siglo XIX se sitúa en la bisagra entre el Clasicismo y el Romanticismo. Si bien compone una música romántica en su expresión, aunque tiene muy presente los grandes maestros clásicos en cuanto la estructura y la escritura. Uno de los aspectos que lo hizo contrastar en relación a la tendencia de su época, que se orientó más hacia el drama musical y los poemas sinfónicos, - y que de hecho hemos podido escuchar durante este mes de marzo en numerosas ocasiones - va fue el interés que mostró por la música de cámara. Con un lenguaje disciplinado y tradicional pero a la vez innovador, Brahms fue calificado más tarde por Schönberg como un progresista. De hecho, ya en el mes pasado ya fue uno de los tres compositores más programados en cuanto la música clásica en Barcelona y se destacó, precisamente, esta calidad que hace que sea hoy todavía uno de los grandes músicos de la tradición occidental.
 

2. BACH

La presencia de Bach durante este mes de marzo ha sido igualmente disputada con el primer compositor: a principio de mes los ganadores de la Beca Bach 2019 interpretaban algunas de las cantatas del compositor barroco que mejor permitían a los cantantes mostrar sus capacidades vocales en el Caixaforum. También resonó entre las paredes de un escenario poco habitual: Jaume Guri, violín, tocó la Sonata para violín nº1 en Sol menor, BWV 1001 y Pau Codina, violonchelo, interpretó la conocida por todos Suite para violonchelo nº1 en sol mayor, BWV 1007. Codina volvió a ofrecer un recital al día siguiente con las dos primeras suites del compositor, esta vez, sin embargo, en la Casa Batlló. El pianista Blai Mañer en CC Elizalde, el terceto de cuerda Funktion Ensemble en el Casinet de Hostafrancs también escogieron este compositor para formar parte de su programa. Asimismo, el conjunto de metales Tetra Brass Ensemble repitió concierto en el CC Torre Llobeta el día 15 y el día 17 en la Fabra i Coats. El MNAC también se dejó llevar por aires barrocos con Mario Miralles, Bernat Prat y el Barcelona Reed Quintet, al igual que el Jardí dels Tarongers con Mariona Camats y Eudald Buch, el Forn de les Arts-Privé con Zhen Lu y Javier Moraga, la ESMUC con Memento Vivere o la Iglesia Sant Felip Neri con la Orquestra Barroca Catalana y los solistas que los acompañaban en esta ocasión: Marta Matheu, Josep Ramon Olivé, Marina Duray, riamente Goudarzi y Helena Zemanová. Finalmente, las instituciones más grandes de nuestro país, también han hecho sonar el padre del barroco: L'Auditori acogió a Mariona Camats, que tocó la Sonata para viola de gamba número 1 en Sol mayor BWV 1027 y dentro del festival Emergents, Kian Soltani interpretó la Suite para violonchelo solo núm. 3 en Do mayor, BWV 1009. Por otra parte, el Palau de la Música Catalana, Juan de la Rubia escogió la Toccata y fuga en Fa mayor, BWV 540 y el Trío super Herr Jesu Christ, dit zu un Wend para formar parte de su programa. Finalmente, los concursantes de Maria Canals debían poner a prueba sus habilidades a partir de preludios y fugas de este compositor.
 
A menudo se ha dicho que Bach, el padre del Barroco, escribe «música para Dios». Pero qué significa esto? La música de Bach utiliza un lenguaje de matices delicados, con poca ornamentación. Es una música que prefiere la simplicidad, la forma y la regularidad. Apuesta por la música instrumental porque es la que puede emocionar de manera más directa. La música religiosa, la música sacra, por tanto, es por un lado la que transmite el mensaje divino a los hombres, la que induce a la devoción e invita al sacrificio de la vida, es la que evoca a la entrega total a la experiencia mística. Por otra parte, es también la que llega a la parte más interior, más indestructible del hombre. La música de Bach, por tanto, busca establecer una íntima dialéctica con la divinidad. No es, sin embargo, una música pasional sino que entiende que, sólo separando el alma del cuerpo podremos tocar el corazón. Precisamente la sentimentalización de la música será el que nos marcará el paso del Barroco al Romanticismo.
 

3. BEETHOVEN

Beethoven empezaba a sonar a inicios de más en el Palau de la Música con Grigory Sokolov, que interpretó la Sonata núm. 3 en Do mayor, op. 2 y Once nuevas bagatelas, op. 119. Aunque en el Palau, Eduard Iniesta, Enrique Cabrera y la Orquesta de Cámara hicieron una re-interpretación del compositor con Big Bang Beethoven. Este escenario también acogió el Obertura Zur Namensfeier, op. 115 y la Sinfonía núm. 1, en Do mayor, op. 21 de la mano de la Orquesta Sinfónica Camera Musicae y Rinaldo Alessandrini y, ya a finales de mes, los concursantes de Maria Canals en la primera prueba eliminatoria debían interpretar sonatas de Beethoven y estudios románticos. Por otra parte, el Argupación Señor Serrano sorprendió al público de L'Auditori con una puesta en escena rompedora de la conocidísima Sinfonía núm. 9 en Re menor, op. 125 "Coral". Unos días más tarde, el 21 sonaron unas interpretaciones más convencionales por parte de la Rolston String Quartet, el Simply Quartet y el Cuarteto Arod. Otros espacios de Barcelona también apostaron por este compositor: Blas Mañer el día 11 y Saki Nishioka el día 18 en el CC Elizalde, el Conjunto de Cuerda del Liceu el día 12 en el CC Tomasa Cuevas, la Ludwig Quandt en el Conservatorio del Liceu el día 13 y Zhen Lu y Javier Moraga al Forn de les Arts-Privé escogieron diferentes obras de este gran romántico.
 
El escritor y compositor E.T.A. Hoffmann dedicó un artículo al compositor que nos ocupa titulado Beethoven's Instrumental Music donde comenzaba afirmando que la música es la más romántica de las artes, de hecho se pregunta si no podemos considerarla como la más genuinamente romántica porque su materia es infinita. La música revela al hombre un nuevo reino, un mundo separado de lo que es propiamente sensible para expresar lo inexpresable. En este sentido, el teórico apunta que la música instrumental de Beethoven desvela ante nosotros el reino del poderoso y del inmensurable: como si se tratara de unos rayos de luz que nos separan de las sombras. Explica cómo, la música de Beethoven - concretamente habla de la 5ª sinfonía - parte de un tema melódico muy sencillo que es a la vez fructífero y lírico. Al mismo tiempo, subraya la dificultad de su música para piano, con pasajes que requieren de un gran virtuosismo que, además, hay que combinar con una determinada manera de entender su música: seguro que los concursantes de Maria Canals que pasaron la Primera Prueba Eliminatoria tendrían muchas cosas que añadir al respecto!

Mas sobre el tema: bach , beethoven , brahms
Últimas noticias