Conciertos

Spirituel aux Caraïbes

Martes 21 Mayo 2019

Pedro Memelsdorff, junto con 45 estudiantes del departamento de Música Antigua de la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC), nos deleitaron el pasado domingo 19 de mayo con el concierto Spirituel aux Caraïbes, en la Basílica de Santa Maria del Pi. Basado en la música religiosa en el Caribe francés (1760-1790), un coro de nueve voces se unen a una orquesta toda conformada por estudiantes. Con una mínima puesta en escena, nos representaron una serie de piezas religiosas que se tocaban en dos momentos litúrgicos muy importantes y diferentes: la Navidad y la Pascua.
 

Nos situamos en Saint-Dominque, actual Haití, una de las colonias más prósperas del siglo XVII. Es un proceso de revolución; difícil y complejo para todos los esclavos subsaharianos que viven y trabajan allí. En las colonias se les enseña (no a todos) este música religiosa, donde su estilo es una serie de mezclas musicales, sobre todo con la música negra de esclavos, mucho más tribal. Durante estas celebraciones, se permiten los tambores africanos dentro de este tipo de música litúrgica.

El concierto está distribuido en tres partes, donde nos muestra los dos momentos clave de la vida religiosa y musical de la colonia francesa, a partir de varios movimientos litúrgicos. Uno era el "Concert Spirituel le jour de Noël" y el otro el "Messe en cantiques à l’usage des Nègres." El estilo que siguen durante todo el concierto, oscila entre formas de 'polifonía simple' pre-barroca y arias operísticas de compleja armonía e instrumentación obligada.

La primera parte comienza con el Messe en cantiques à l’ usage des Nègres. Las voces se colocan en medio de la iglesia lo que nos muestra que son el coro de esclavos. A la vez, obliga al espectador a girarse durante toda esta parte, en cierto punto incómodo, pero que se compensa haciéndonos transportar hacia ese Caribe y sentirnos parte de los esclavos. Comienza con el Introit, que eran las canciones que cantaban los esclavos en los momentos de transición entre las plantaciones. El hecho de ir encadenados nos muestra en cierto modo las ganas de cantar para encontrar su salvación. Es una primera parte con una gran modulación vocal, lo que nos da una gran sensación de paz y angustia a la vez, indagando en el sentimiento y anhelo de libertad de los esclavos.

La segunda parte nos muestra la reconstrucción de un Concert Spirituel le jour de Noël, celebrado en Port-au-Prince la noche de Navidad de 1780, donde estas piezas fueron cantadas por primera vez por "Minette". Nieta de esclavos, se convierte con catorce años en primera la solista negra de la música operística francesa. Durante esta parte podemos prestar atención a una serie de piezas claramente influenciadas por la música francesa del momento, como en Le mariage este fait pour moi que nos recuerdan a una ópera bufa, lo que denota una gran influencia de las óperas del momento. También Au mot d’amour, donde la soprano engalanó nuestros oídos con esta perfecta aria. 

En la tercera parte, volvemos de manera más ligera hacia el Messe en cantiques à l’usage des Nègres. En esta parte se nos muestra algunas de las composiciones ya representadas, pero también de otras nuevas, donde se incorporan los tambores. Esta nueva incorporación resulta muy interesante y con un ritmo marcado muy diferente de lo que llevamos escuchando hasta ahora. pero, hacía que a vez no se puedan escuchar bien las voces, lo que dificulta seguir el ritmo. El hecho de girarse otra vez, no ayudaba demasiado, pero supieron llevarlo a buen término, haciendo que esto resultara insignificante con todo lo que pasaba a escena.

Como punto final, se unieron todos los músicos a las voces, por deleitarnos una vez más con el Introit, terminando de manera magnífica un concierto de estas características. En definitiva, se pudo ver una gran profesionalidad por parte de los alumnos, haciendo un especial hincapié en la maravillosa dirección musical de Pedro Memelsdorff.

Foto: Santa Maria del Pi.

Últimas noticias