Conciertos

La mejor temporada de la OCM

Martes 11 Junio 2019

La temporada 2019-20 de la Orquestra Simfònica Camera Musicae será, sin duda, la mejor de su historia y la que significará la consolidación del público, con programas atractivos y grandes nombres como Gautier Capuçon, Paul Lewis, Alexei Volodin y Mark Padmore. En total ofrecerá 11 conciertos en el Palau de la Música Catalana, uno de los cuales dentro del Festival Obertura Spring Festival.

 

Este mes de junio se ha presentado la 8ª temporada de la Orquestra Simfònica Camera Musicae en el Palau de la Música Catalana con la presencia de Tomàs Grau, director artístico de la OCM, Guillem Mora, responsable de comunicación y marketing de la orquesta y Joan Oller, director general del Palau de la Música. Este último remarcó que "la OCM está claramente en ascenso, y la prueba es el éxito de público y artístico". Como proyecto que liga intrínsecamente la OCM a la programación del Palau destacó que el 25 y el 26 de mayo de 2020 se celebra la integral de piano y orquesta de Beethoven con Paul Lewis. Además, el Cor de Noies participa en la temporada con Los planetas de Holst y, para concluir, Oller sintetizó la temporada diciendo que la OCM interpreta los tres conciertos para piano y orquesta más representativos, los de Beethoven, Tchaikovsky y Brahms.
 
En esta línea, el director artístico de la formación, Tomàs Grau, ha agradecido al Palau la colaboración tan estrecha y considera que la próxima temporada "hacemos un pasito más adelante" tanto a nivel artístico como de audiencias: "Esperamos que este año consolidamos el éxito de público" en una temporada en la que la OCM se suma a las efemérides más importantes: el 125 aniversario de Toldrà, el 250 de Beethoven y conmemora que hace 80 años que se estrenó el Concierto de Aranjuez.
 
Grau ha recordado que cuenta para su proyecto con unos músicos fantásticos "con quien tenemos la suerte de colaborar la temporada que habíamos pensado". Sueños cumplidos en un año que tiene como leitmotiv "Tiempo de emociones", porque "con esta orquesta, la gente se emociona". De este modo, el diseño de la temporada pivota sobre estos dos elementos, el tiempo y las emociones, porque la música es el arte del tiempo y lo que siente el público al escuchar su sonido es un mosaico de sensaciones que a veces son difíciles de verbalizar, pero que se palpan desde el escenario.
 
El proyecto artístico de la Orquestra Simfònica Camera Musicae persigue "ser mejores cada día y querer estar en Europa", y esto sólo se consigue buscando la excelencia. Por este motivo "hay fichajes y bajas para velar por la calidad artística", porque "el trabajo no es tocar juntos, sino como tocamos juntos: antes de grandes individualidades buscamos la calidad del conjunto". Grau es muy consciente del sonido mediterráneo y cálido de la orquesta, que, como siempre afirma, "suena como de aquí, arraigada en la tierra" y siempre he defendido "tener menos decibelios pero más empaste, porque la sonoridad corpulenta llega por armónicos". La musicalidad y el fraseo son elementos distintivos de la OCM, que quiere músicos "emocionalmente implicados desde la primera nota para emitir un sonido cogido en la tierra".


Mendelssohn y Mahler son los compositores propuestos para poner en marcha la temporada el 27 de octubre en un concierto que se cuece "a fuego lento" y que contará con el concertino del Concertgebow de Amsterdam Liviu Prunaru bajo la dirección de Tomàs Grau. Interpretará el Concierto para violín y orquesta op. 64 de Mendelssohn y la segunda parte estará dedicada a la "Titán" de Mahler, "que representa el camino hacia el gran sinfonismo". "Pasado, presente y futuro" se conjuran el día 24 de noviembre con las Variaciones Rococó, op. 33 de Tchaikovsky donde el violonchelista Gautier Capuçon demostrará su virtuosismo y expresividad. En este concierto participa el Cor de Noies del Orfeó Català, con Los planetas, op. 32 de Holst, formación que es la cuarta vez que toca con la OCM.
 
Los días 19 y 21 de diciembre el maestro Vladimir Kulenovic, que debuta tanto con la OCM como en el Palau, ofrecerá bandas sonoras de Williams como Star Wars, ET, Harry Potter, Jurassic Park o la Lista de Schindler, un concierto tanto "por fanático como por el melómano". Y de la gran pantalla a experiencias humanas y naturales el 26 de enero con el Concierto para piano y orquesta núm. 1 de Tchaikovsky de la mano de Daniel Kharitonov, pianista con un futuro brillante, y la Pastoral de Beethoven, todo bajo la batuta de Gábor Takács-Nagy. El concierto titulado "Leer entre líneas" acoge el magnífico tenor Mark Padmore para interpretar la Serenata para tenor, trompa y orquesta, op. 31 de Britten, con el trompa de la orquesta Pablo Hernández. Britten, que nos ofrece unas sonoridades especialmente bonitas, presenta muchas afinidades con Shostakovich, de quien se interpretará la quinta sinfonía bajo la dirección de Tomàs Grau el 16 de febrero.
 
La OCM participa también con el Barcelona Obertura Spring Festival el día 22 de marzo de 2020 con un repertorio dos pilares indiscutibles, Bach y Mozart. Del Kantor de Leipzig escucharemos la Suite orquestal núm. 1 y del genio de Salzburgo el Cor Lieder Càmera interpretará la Gran Misa en Do menor, KV 427, en una versión del maestro Salvador Mas, principal director invitado.
 
El Concierto para piano y orquesta núm. 2, op. 83 de Brahms "es como una sinfonía para piano y orquesta", según Grau, y sonará de la mano de Alexei Volodin. En este concierto del 19 de abril se celebra el 125 aniversario de Toldrà, del que se interpretará el Scherzo de Lionor o la hija del marchante, una joya del sinfonismo tardío, y, finalmente, sonará El Moldava de Smetana. Otra celebración tiene lugar en el siguiente concierto, el 80 aniversario del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, con uno de los mejores guitarristas del momento, Pablo Sáinz Villega. El 14 de junio el concierto se completa con la Sinfonía núm. 8, op. 93 de Beethoven. Este será el protagonista de los conciertos extraordinarios del 25 y 26 de mayo, donde se interpretarán los cinco conciertos para piano y orquesta del genio de Bonn con el reputado Paul Lewis bajo la dirección de Tomàs Grau.
 
Realmente una temporada ambiciosa y de gran calidad que aspira al reconocimiento en casa pero también a la internacionalización, como lo demuestran las figuras invitadas y la búsqueda infinita del sonido absoluto. Una música que rondará por Catalunya porque, no lo olvidemos, la Orquestra Simfònica Camera Musicae tiene vocación de ser de todos los catalanes.



Foto: Tomàs Grau (portada, Michal Novak), Gautier Capuçon (Catherine), Paul Lewis, Mark Padmore (Marco Borggreve).

Últimas noticias