Sinfónica

Mehta sobre Mahler

Domingo 29 Septiembre 2019

El 17 de septiembre pasado, el maestro indio Zubin Mehta atendió a los medios de comunicación en una rueda de prensa previa al que fue el penúltimo concierto de una gira de despedida como director de la Orquesta Filarmónica de Israel 50 años después de haber accedido al cargo.

El director comenzó hablando propiamente de la Tercera de Mahler como una obra dedicada a la naturaleza, donde el compositor «vació el corazón sin ninguna inhibición»: el primer movimiento está dedicado a Dios observando la naturaleza, el segundo a las flores alpinas, el tercero a los animales, el cuarto está escrito desde la obra nietzcheana Así habló Zaratrustra y está marcadamente influenciado por Wagner, el quinto a la alegría y el sexto al amor. Según Mehta se trata de una de las piezas «más bonitas que ha dirigido», en una gira mundial que está siendo «de las más exitosas que ha hecho nunca». De hecho, quiso remarcar que hoy en día no hay muchos directores que la sepan dirigir y Mehta lo hizo de memoria al día siguiente en L’Auditori.

Así, la Orquesta Filarmónica de Israel interpretó una de las composiciones más complejas del romanticismo junto con la mezzosoprano Gerhild Romberg, el Cor de Noies y el Cor Infantil de l’Orfeó Català. Después de más de 4000 conciertos, el director se despidió del conjunto con el concierto en Barcelona del 18 y el de Madrid del 19 de septiembre, aunque asegura tener el calendario lleno hasta 2022.

La plantilla de músicos actual es la tercera generación de músicos que dirige. Cuando comenzó en 1961, la orquesta estaba formada por músicos austro-húngaros, la segunda generación estuvo formada mayoritariamente por músicos de la antigua Unión Soviética y finalmente, hoy, son músicos mayoritariamente nacidos en Israel. Todavía no hay, sin embargo, israelíes y palestinos compartiendo atriles: «Habría sido mi sueño», apuntó. De hecho, siempre ha querido transmitir un mensaje de paz para Oriente Medio y espera que alumnos palestinos de la universidad de Tel Aviv que tienen profesores dentro la orquesta, se puedan incorporar en un futuro.

Aún en un nivel político, consideró "inaceptable" la situación de Cachemira: «hay 210 millones de musulmanes en la India y nunca ha habido ningún problema». Se mostró horrorizado por el gobierno de Netanyahu y denunció la situación: «la gente es prisionera en sus propias casas [...] Habrá una explosión y cuando pase lo lamentaré profundamente». Asimismo, Mehta también se mostró preocupado por la subida de la derecha en Europa. Sobre el conflicto catalán, ironizó: «quizás necesitaré visado la próxima vez».

Cuando le preguntaron por su relación con Plácido Domingo y qué pensaba de las acusaciones que había recibido, respondió defendiendo el tenor: «no hay ningún cantante que haya conseguido lo que ha conseguido él» y explicó que empezó a trabajar con él desde los inicios, que lo fue a visitar cuando estuvo enfermo y cerró la respuesta deseando «que siga teniendo éxito como hasta ahora». También echó balones fuera cuando se le preguntó por qué creía que no ha habido mujeres directoras reconocidas antes del boom que se está viviendo actualmente: «No lo sé». Puso como ejemplos a Mirga Gražinytė-Tyla, directora de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham, o a Susanna Mälkki, directora del Ensemble InterContemporain: «Las hemos invitado pero no tienen tiempo».

Recordó los años en que fue director en el Palau de les Arts i les Ciències de València, donde poder crear «una orquesta de nivel mundial» con músicos que contrataban de todo el mundo y realizaban dos o tres óperas por temporada. Consideró que tenía una situación ideal en el edificio de Calatrava y destacó la producción que realizó en colaboración con la Fura dels Baus: «tienen una visión realista y respetuosa de Wagner desde una visión contemporánea». Desmintió que rechazara la oferta del Gran Teatre del Liceu per dirigir Carmen con Nuria Espert, habló de las cualidades de la directora y dijo que, de hecho, habían trabajado en la ópera de Bizet en la Royal Opera House de Londres .

El concierto del miércoles pasado fue también el concierto inaugural de la temporada 19/20 de BCN Clásica - que se completa con cuatro conciertos en el Palau de la Música: Jaime Martín con la Orquesta de Cadaqués y la Escolanía de Montserrat (07 / 11/19), Gianandrea Noseda con la Orquesta de Cadaqués y el Coro Estatal de Letonia (12/11/19), la Academy of St. Martin in the Fields (03/17/20) y Zubin Mehta con la Filarmónica de Viena (04/25/20) - y del nuevo ciclo BCN Clásica en L'Auditori, con el que se inicia también la colaboración entre las dos entidades - Zubin Mehta con la Filarmónica de Israel (09/18/19), Mariss Jansons con la Bayerischer Runfunk (01/19/20), Simon Rattle con la London Symphony (05/11/20) y el recital del pianista Evgeny Kissin (02/13/20).

Si desea conocer todos los detalles de la interpretación de la Tercera Sinfonía de Mahler en L’Auditori, puede leer la crítica de Dani Cortés Gil, colaborador de Barcelona Clásica, en el siguiente enlace.

Foto: Roda de premsa, Zubin Mehta

Últimas noticias