Lied

Mercedes Gancedo, una cantactriz que sobresale en el lied

Viernes 4 Octubre 2019

El año 2009, la soprano argentina Mercedes Gancedo recibe el premio joven promesa artística de carácter internacional de la Asociación de críticos de la República Argentina, y le seguirán muchos más. Catalana de adopción, el 2017 gana el primer premio Lo Primero Palau, que supone un antes y uno después en su carrera. Este año es artista residente al LIFE Victoria 2019, con el que mantiene un precioso idilio desde hace años, y ahora se enfrenta, con el pianista Julius Drake, a La voix humaine, de Poulenc, todo un reto para la polifacética cantactriz que domina una gran variedad de registros.

¿Qué esperas de la residencia en el LIFE Victoria19?
Espero poder dar el máximo posible del mí, como persona y como artista. Sobre todo teniendo en cuenta que es una oportunidad muy interesante y que el personal es casi como una familia para mí. Es un placer enorme y a la vez una gran responsabilidad.

¿Cuáles son las mejores experiencias que has vivido al LIFE Victoria anteriormente?
Al LIFE Victoria estrenamos souflé hace años, y fue como el despertar de aquello que hoy en día es para mí interpretar lied, el hecho de permitirme poder jugar. Tanto Beatriz Miralles como yo somos juguetonas, nos gusta hacer música y divertirnos, y encajamos perfectamente. Más allá de la perfección estilística y la expectativa musical, una vez ambas estén superadas, se tiene que encontrar el sello de cada intérprete para poder dar a las obras un toque personal. Siento que en aquel momento se me despertó esta sensación, me di cuenta que podía dar mi visión sobre la música y el canto.

¿Cómo te enfrentas a La voix humaine de Poulenc? ¿Qué dificultades tiene vocalmente, además del tour-de-fuerzo escénico que requiere?
La voix humaine es una obra compleja desde que fue escrita. Es una obra inmensa, que profundiza en la psicología femenina de la época. A nivel vocal, tiene la dificultad de poder imprimir el carácter al personaje; poder gestionar la conversación telefónica, puesto que, al fin y al cabo, se trata de esto, una llamada. Como ya sabemos, en la ópera todo va muy rápido, y en esta en concreto pasa todo en una hora; además de la información que lleva añadida, el intento de suicidio que pasa antes de que tenga lugar la llamada, una información no explícita. La dificultad vocal que tiene es la de poder imprimir toda esta información en tanto poco tiempo, en un idioma extranjero, un lenguaje un poco complicado, teniendo en cuenta que es mi segunda ópera contemporánea.


¿De todas las cualidades musicales de Julius Drake, cuáles son las que se adaptan mejor a tu personalidad artística?
Realmente, la humanidad. Es un gigante del lied, gran pianista y músico. Cuando lo conocí recibí un gran trato por su parte, es una persona muy accesible, cosa que no solo encontrar, y es por eso que congeniamos tanto. Su recorrido y su experiencia quedan muy lejos de mí, pero a nivel humano es muy accesible, por eso somos tan próximos.

¿Te sientes reconocida a Barcelona?
Si, y tanto. Por supuesto que me siento muy reconocida a Barcelona, y estoy muy agradecida por este hecho.

Tu repertorio es muy variado pero hay elementos que se repiten, como la reivindicación de tus raíces argentinas. ¿Qué tiene para tú de especial, dejando de lado elementos autobiográficos, la música iberoamericana que tanto defiendes?
Es la desigualdad eterna del charco atlántico. Hay unos músicos impresionantes al sur de América que muy a menudo ni yo conozco del todo, un repertorio extenso y maravilloso. Cuando empecé a programar autores latinos en mis conciertos, vi que la gente se interesaba. La calidad poética que tienen las canciones que tantos desconocen (incluida yo) son maravillosas, y al descubrirlas me calaron muy profundamente. Hay muchas melodías argentinas que son folclóricas que conecten con algo primario, los latinos llevemos el ritmo en el interior. Creo que el carácter atractivo de la música latina tiene que ver con la calidad primaria del ritmo que tiene nuestra música.

El lied iberoamericano todavía es periferia musical. ¿Qué medidas podemos llevar a cabo para reivindicarlo?
Yo no creo que tenga que ser reivindicado, el repertorio llatino-americano, pero sí que siento que se tiene que dar a conocer.

Viéndote actuar queda claro que eres una cantactriz. ¿Cómo desarrollas esta faceta en la ópera y qué barreras quieres romper con el lied?
Me encanta ser una cantactriz. Me siento en casa, tengo una especie de sensación que me hace sentir muy próxima a los personajes de las obras que interpreto. Intento no juzgarlas y me encanta meterme en la piel otros personajes, entender su psicología. En la ópera y en el teatro me siento como un pez dentro del agua, todo y la responsabilidad que comprende. En el lied no creo que haya barreras sino un marco dentro del cual el intérprete se ciñe.


¿Qué te ha reportado ganar El Primer Palau 2017 y poder actuar en esta sala modernista?
Evidentemente hubo uno antes y uno después del concurso. Soy mucho capricorniana y tengo el sentido de la responsabilidad muy acentuado, a pesar de tener una gran parte expansiva en mi carácter, y el hecho de ganar el concurso hizo que se me disparara el sentido del compromiso y la responsabilidad.

Cooking America es un disco muy especial. ¿Cómo surgió la concepción? ¿Tienes alguno otro proyecto similar en cartera?
La concepción del disco nació del concierto souflé del LIFE Victoria. El disco nació gracias a Ignacio Valero, un gran amigo mío, que nos dio su apoyo y mecenazgo para el disco. Siempre hace falta, tristemente, la figura del mecenazgo artístico, alguien que apueste por la juventud y el talento. La grabación del disco fue muy enriquecedora e interesante, y se ha convertido en un tipo de sello personal.

El dúo Gancedo-Miralles es sinónimo de éxito. ¿En qué se basa esta relación artística tan fructífera?
En que somos amigas y en que realmente nos apoyamos mutuamente. Tenemos mucha confianza la una en la otra y ambas tenemos muchas ganas de jugar y de conocer nuevo repertorio. Hablamos sobre todo el que se tiene que hablar, puesto que creo que el respeto y la comunicación son de lo más importantes, y es por eso que pienso que nuestra relación personal es fantástica. A nivel musical, solo puedo decir que desde el primer día notamos una cierta química musical, así sin más.

¿Qué perspectivas de futuro tienes a nivel nacional e internacional?
Mis perspectivas de futuro son diversas. Ahora viajaré a Inglaterra en el Oxford Lieder a hacer un concierto con Beatriz, tengo una producción al Liceo también, y el año que viene estreno en la sala grande del Auditorio.

Fotos: Mercedes Gancedo
 

Últimas noticias