Conciertos

Savall y el ’’Oratorio de Navidad’, 'must' antes de las fiestas en el Palau

Lunes 2 Diciembre 2019

Los próximos 17 y 18 de diciembre, el Palau de la Música celebra la Navidad con una obra capital del repertorio barroco y con la figura más internacional en el ámbito de la música antigua: el Oratorio de Navidad, BWV 248, de Johann Sebastian Bach, que sonará de la mano de la Capilla Real de Cataluña y Le Conciert des Nations, bajo el guiaje de Jordi Savall.

No nos alejamos mucho de la verdad si decimos que Bach (1685-1750) es el padre de la música occidental, pero también la expresión musical del Protestantismo. En la medida que Lutero prohíbe las imágenes en favor de la lectura directa y en lengua vernácula de La Biblia, la música se erige como el arte más supremo, por eso la calidad de la música del Sacro Imperio Romano germánico y su profundidad intelectual, su perfección técnica y su belleza artística son indiscutibles.

Una de las luminosas consecuencias del impacto del Protestantismo en el arte es el Weihnachts-Oratorium (Oratorio de Navidad), BWV 248, escrito por Bach por las festividades de 1734. Consta de seis partes, incorporando música de composiciones anteriores, que incluye tres cantatas seculares escritas entre 1733 y 1734 y una cantata por iglesia (BWV 248.ª), que se ha perdido. El oratorio se despliega por las seis fechas claves de la natividad, desde el nacimiento de Jesús el día de Navidad, la anunciación (26 de diciembre) y adoración (día 27) de los pastores, Fin de año, con la circuncisión y el nombramiento de Jesús, el primer domingo del año y, finalmente, la epifanía y la adoración de Reyes Magos.

La música que dirigirá Savall es una expresión muy sofisticada de la técnica de la parodia, en que una música existente se adapta para un nuevo propósito. A pesar de que parezca difícil hablar de una entidad propia en esta obra, por el hecho de conformarse a partir de un conjunto de diferentes cantatas, Bach expresa la unidad a través de la misma música como, por ejemplo, con las tonalidades que emplea, todas menos una en mayor, en torno al triunfal Re, que dan un carácter luminoso al conjunto, que desprende joya y ganas de celebración por el nacimiento de Jesús.

Los recitativos dan unidad narrativa y se corresponden a los textos evangélicos, escritos en secco -abajo continuo- o obbligato. Están unificados por meditaciones líricas o arias, y la rica e imaginativa armonización de los diez corales reflejan la voz del pueblo, puesto que eran casi himnos de la época que los más próximos a Bach conocían. Presumiblemente, el libreto fue escrito por Picander (pseudónimo de Christian Friedrich Henrici), habitual colaborador de Bach en Leipzig. La presencia de un evangelista, encarnado en la voz de tenor, que es quien va explicando los hechos que se acontecen, justifica la forma de oratorio y la unidad de acción en una obra gigantesca que tiene momentos de dramatismo y exuberancia que contrastan con otros más coloristas y frescos, con transparencia en la escritura vertical y horizontal que dan cierta vaporosidad a esta obra maestra que interpretarán la Capilla Real de Cataluña y Le Conciert des Nations con el maestro Savall al frente.

Fotos: Maestro Savall dirigiendo el oratorio

Últimas noticias