Cámara

Beethoven intensivo e íntimo en L’Auditori

Sábado 4 Enero 2020

El próximo sábado 11 de enero de 2020, L’Auditori ofrece una maratón con obras de cámara de Beethoven, para empezar el año con las conmemoraciones del 250 aniversario de la muerte del genio de Bonn. Serán, en total, 9 conciertos a lo largo de 14 horas de música con intérpretes de altura, pero también jóvenes promesas.

L’Auditori se convierte, el próximo 11 de enero de 2020, en la casa Beethoven durante 14 horas seguidas, con los mejores intérpretes de cámara del momento, desde el Trío Ludwig, el Trío Arriaga o el Trío Fortuny y dúos célebres como los de Vera Martínez Mehner y Claudio Martínez Mehner, Daniel Claret y Alex Ramírez, Arnau Tomás y Kennedy Moretti, Josep Colomé y Enrique Bagaría. El Beethoven más puro, más destilado de cualquier superfluidad y, al mismo tiempo, más expresivo y expansivo.

 

Tríos para piano

 
El primer concierto del día 11 es a las 10 de la mañana en la Sala 2 Oriol Martorell, por donde se pasearán a lo largo de todo el día los concertistas. La jornada arrancará con el protagonismo del Trío Ludwig, que interpretará los Tríos para piano, op. 1, núm. 1 y 2 y, a continuación, a la una del mediodía el número 3 del mismo opus (concierto 3). Estas piezas fueron compuestas entre 1793 y 1795 y están dedicadas al príncipe Lichnowsky, en casa se estrenaron. Este corpus de obras demuestra que Beethoven ya se había hecho suyo el género, más allá de los modelos de Haydn y Mozart. Las obras están dotadas de una transparencia sonora que pone de manifiesto la destreza del maestro en las conducciones melódicas y el tejido armónico, rico y luminoso. Además, el prestigioso Trío Ludwig, formado en 2009 por los hermanos Abel Tomás, violín, y Arnau Tomás, cello, miembros distinguidos del Cuarteto Casals y la pianista Hyo-Sun Lim, ganadora de numerosos concursos internacionales, como el Queen Elisabeth de Bruselas, interpretarán el opus 11, dotado de más carácter y con unas dinámicas más marcadas que favorecen el lirismo.
 
A las 19: 00h, el concierto 6 acoge el Trío Arriaga, que interpretará los Tríos para piano, op. 70, núm. 1 y 2 de un Beethoven maduro, capaz de concebir obras llenas de matices, sin hacer concesiones al arrebato y la máxima expresividad. El trío está formado por el pianista Daniel Ligorio, el violinista Juan Luis Gallego y el violonchelista David Apellániz y ha significado un renacimiento de este formato de cámara en España, seguidos por el Trío Pedrell o el mismo Trio Fortuny, que también participa en el Maratón. Será en el noveno concierto, alrededor de las las 23:10 h, y nos ofrecerá los Tríos para piano, WoO. 38, de gran elegancia y donde se hace patente la maestría de Beethoven en empastar los diferentes timbres y dar organicidad a la obra. Además, interpretarán el op. 97, "Archiduque", dotado de un aura serena y colorida siendo, tal vez, la composición más exitosa del género, donde se logra la convivencia de los tres instrumentos en igualdad de condiciones.
 
 

Sonatas para violín

 
El segundo concierto del Maratón tiene lugar a las 11:20h, e inicia las sonatas para violín, con los reconocidos Vera Martínez Mehner y Claudio Martínez Mehner, que interpretarán las sonatas núm. 2 y 3 del op. 12, un testimonio de la perfecta convivencia entre la jovialidad y la solemnidad. También interpretarán el número 5 de la op. 24, que comienza con una alegre ligereza que se va volviendo más intensa pero no abandona nunca la grácil sensibilidad. Finalmente, también interpretarán el núm. 8 del op. 30, cargado de una vitalidad y energía que entusiasmará a los oyentes.
 
A las 17: 30h tendrá lugar el quinto concierto, con Miguel Colom, violín, y Víctor del Valle, piano, que tocarán las sonatas para violín núm. 1 del op. 12, completando la interpretación de sus predecesores, así como el núm. 7 del op. 30, y añadirán la décima pieza del op. 96, con un tempo tranquilo que nos permite asimilar toda la genialidad Beethoven, mientras su tono contemplativo nos ensancha los sentidos.
 
El octavo concierto, que será a las 21:30h, estará encabezado por el violinista Josep Colomé y el pianista Enrique Bagaría, que también interpretarán una de las sonatas del op. 30. La sexta es una pieza que toma vuelo desde la primera nota pero, al mismo tiempo, es profunda y contemplativa. Finalmente, se interpretará la sonata para violín núm. 4 del op. 23, una obra sobrecogedora por su virtuosismo y la tensión emocional que alargándose hasta territorios más apacibles. Es relevante destacar también la complejidad armónica, que la convierten en una gran obra del repertorio.

 

Sonatas para violonchelo

 
El violonchelo también tiene un protagonismo fundamental en la Maratón. A las 16:00h podremos disfrutar del cuarto concierto con el cellista Daniel Claret y el pianista Alex Ramírez, que abrirán el concierto con la sonata para violonchelo núm. 1, op. 5, que comienza enigmática y lírica, profunda y expresiva, para continuar desprendiendo un chorro de sonido enérgico y electrizante, con un célebre segundo movimiento muy demandante técnicamente. Sigue la tercera sonata del op. 69, llena de vitalidad y chispas de optimismo, con un tratamiento bastante virtuoso de los instrumentos y una expresividad plenamente romántica. La cuarta sonata del op. 102 toma un carácter totalmente diferente, mucho más íntimo y cálido. Nos invita a recluirnos, escucharla con los ojos cerrados para apreciar los matices, las sutilezas y el delicioso tratamiento de cada una de las partes, intrínsecamente ligadas con una mezcla de delicadeza y majestuosidad.
 
El séptimo concierto será a las 20:15h con un reincidente Arnau Tomás y el pianista Kennedy Moretti, que interpretarán, en primer lugar, la sonata para violonchelo núm. 2 del op. 5, de carácter grave y con licencias para el lirismo. Presenta una melodía muy hermosa que se va desdibujando con el juego con el piano, hasta que vuelve a emerger el violonchelo en todo su esplendor, aunque el piano no es instrumento acompañante, sino que toma el mismo protagonismo que su compañero en un magistral ejercicio de equilibrio tímbrico. Finalmente, interpretarán la quinta sonata del op. 102, mucho más extrovertida que la número 4, con diferentes motivos que se van sucediendo con agilidad. Es una pieza contundente y de gran potencia, pero que deja resquicios abiertos para las sutilezas y la delicadeza, sin perder el arrebato y, al mismo tiempo, la elegante gestualidad, con un segundo movimiento de color más otoñal y con cierto aire de melancolía.
 
En definitiva, una jornada que abre una gran efeméride que ya hace tiempo que se nos anuncia y que lucirá con todo su esplendor a lo largo del 2020. Pero no olvidemos otro aniversario que necesitamos reivindicar: el 50º de la muerte de Robert Gerhard, un suizo-catalán de Valls que bebió de las mejores tintas germánicas, siguiendo las corrientes más avanzadas, sin olvidar los orígenes beethovenianos.


Fotos: Trio Ludwig, Vera Martínez-Mehner, Arnau Tomás, Kennedy Moretti
 

Últimas noticias