Lied

Las voces catalanas y reivindicativas del Palau

Martes 28 Enero 2020

El ciclo Intérpretes Catalanes del Palau de la Música nos brinda la oportunidad de disfrutar de tres efemérides esenciales para nuestra cultura, como los cumpleaños de Toldrà, Gerhard y Carner y la música. El tenor David Alegret, junto a Albert Guinovart, actuará el próximo 4 de febrero 2020 a las 20.00h en el Petit Palau en ocasión del 125 aniversario del nacimiento de Eduard Toldrà. La soprano Nuria Rial y Francisco Poyato, piano, homenajean Carner el 4 de mayo 2020 en la misma sala, como lo harán Elena Copons, soprano, y el pianista Jordi Armengol, el 4 de junio de 2020 a las 20.00h, que recordarán Gerhard. Hablamos con todos ellos de cómo se enfrentan a los cumpleaños y cuál es la situación, hoy, de la canción catalana.
 
 

Homenajes

 
Este año, la música catalana presenta dos grandes efemérides, como son el 125 aniversario del nacimiento de Eduard Toldrà y el 50 aniversario de la muerte de Robert Gerhard. Además, ligados musicalmente él, celebramos el año Josep Carner. Los tres tótems, más vivos que nunca, estarán presentes en los homenajes vocales del Ciclo Intérpretes Catalanes en el Palau de la Música.
 
La primera canción que cantó David Alegret fue Festejo, de Toldrà: "Si sabes declamar, Toldrà es como un masaje por la voz, es un placer cantarlo. Si me pudiera ganar la vida cantando sólo Toldrà, quizás lo haría”. De hecho, Alegret mantiene una estrecha relación con Narcisa Toldrà: "Se sabe todas las canciones de memoria y las canta afinadísimas". Toldrà la ha llevado a conocer compositores que son fascinantes, pero también maravillosos poetas, como Josep Carner, del que este año celebramos el 50 aniversario de su muerte, acaecida, como en Gerhard, en 1970. Nuria Rial dedicará todo un concierto en compositores que han musicado Carner, junto a Francisco Poyato.
 
Gerhard será objeto de atención de Elena Copons y Jordi Armengol: "Robert Gerhard trata la canción popular catalana, género que siempre me ha gustado muchísimo y que es un repertorio que hay que cuidar". Precisamente, las Canciones populares catalanas fueron estrenadas en Viena por Conxita Badia con gran éxito, y "recibieron una gran acogida por parte de los compositores para la instrumentación y el trato armónico, para mí son grandes obras", declara la soprano. Y Alegret, que lo cantará próximamente con la Fundación Joan Manén, añade: "Vocalmente son canciones muy difíciles, con un toque wagneriano, entre la tonalidad y la atonalidad". Cierto es que Gerhard es un compositor que necesita "estudio y sedimentación, pero no es inaccesible, porque Schönberg no lo es". Toda la cuestión radica, según Alegret, en la educación musical en nuestro país.
 

Los compositores y los poetas

 
Para los apasionados de la cultura catalana, los recitales de voces del ciclo del Palau son una gran oportunidad de aprendizaje, a la vez que una puerta hacia el placer del reconocimiento. David Alegret cantará Eduard Toldrà y algunos de sus lieder con Trinitat Catasús (1887-1940): Abril, Cançó d’un bell amor, MaigJoan Maragall (1860-1911): La mar estava alegra, L’hort, Festeig; Josep Carner (1884-1970): Menta i farigola, Cançó incerta, El gessamí i la rosa, Recança, Els obercocs i les petites collidores, Canticel o Tomàs Garcés (1901-1993), de quien se interpretará el Cicle de cançons “A l’ombra del lledoner”. Incluso, Josep Maria de Sagarra (1894-1961) se paseará por el podio de la canción catalana, con el Romanç de Santa Llúcia, Les garbes dormen al camp, Cançó de passar cantant, Vinyes verdes vora el mar i Cançó de vela.
 
El recital de Alegret tendrá dos sorpresas. La primera, que Albert Guinovart tocará, para piano solo, Paràfrasi sobre “La camperola” d’Eduard Toldrà“Nocturn a Maria” “T’estim” (sobre un poema de Manuel Forcano). La segunda es “Cançó d’un doble amor” (sobre un poema de Josep Carner), compuesta por Alicia de Larrocha. Esto será el 4 de febrero a las 20.00 en el Petit Palau.
 
La dedicación de Nuria Rial, soprano & Francisco Poyato será, poéticamente, exclusiva de Josep Carner, el 4 de mayo de 2020 a las 20.00h, con compositores como Manuel Blancafort o el mismo Toldrà, sobre quien la soprano afirma que "para mí su música es muy inocente, llena de autenticidad y sinceridad ", mientras" Mompou es muy introvertido, no solar ", y Guinovart" es, sencillamente, inconfundible”.
 
La soprano Elena Copons y el pianista Jordi Armengol, que actuarán el 04 de junio de 2020 a las 20.00 en el mismo Petit Palau, son más eclécticos y presentan estas canciones de Gerhard, aparte de Cuatro canciones en lengua catalana y Tríptico de mosén Cinto, de Joaquín Rodrigo, o las Canciones sobre poemas de Carner Joaquim Serra.
 

Estrenos

 
Además, Elena Copons presenta dos estrenos magníficos: Canciones sobre textos de Maria Mercè Marçal, de Antoni Ros Marbà, y Canciones sobre poemas de Carner, de Joan Magrané. Copons afirma que "Joan Magrané es polifacético y siempre sorprendente, con aquella finura y elegancia que lo caracterizan", mientras las canciones que se cantarán de Ros Marbà musican Maria Mercè Marçal, "reivindicativa, feminista". Según Elena Copons, "el trato de la melodía es mucho más interválico y amplio, con unas líneas muy expresivas en Ros Marbà, mientras que Joan Magrané tiene un trato más impresionista, en este caso, que se aproxima más a la canción catalana de principios de siglo”. Reconoce con entusiasmo que "todo el programa que presenta son canciones nuevas para mí, excepto Sierra".
 

Relación entre poesía y música

 
La soprano Nuria Rial nos comenta que "yo creo que poesía y música se complementan, que la magia, la belleza de las palabras se funde con la magia de la música y las sensaciones se multiplican". De este modo, ambas artes te llegan de manera muy profunda, ya que ambas se potencian entre sí, y afirma: "Son más conseguidos los casos en que la música ha podido reflejar el peso y los acentos de las palabras y de las imágenes”.
 
"Como intérprete afirma Copons-, no puedes dejar una cosa sin la otra". Si no tienes un profundo conocimiento del poema, de la intención que hay, el contexto, nada saldrá exitoso. Del mismo modo que te informes sobre los compositores, comenta, también hay que hacerlo de los poetas, con una profundización que no sea meramente filológico, pero que ayuda en la interpretación. "Es impresionante ver como un texto leído por diferentes personas puede ser interpretado de tantas maneras diferentes", remarca Copons, que cree que "el compositor ha cogido este texto y le ha dado su visión respetando lo que hay, añade un lenguaje musical teñido de su manera de hacer música. Y, entonces, hay que deshacer estos pasos para intentar llegar a la esencia ".
 
Por su parte, Alegret considera que "estás recitando un poema y, por tanto, lo importante es que se entienda el texto, que transmitas la palabra con la música. Creo que el texto tiene un punto más de importancia. Pero el gran compositor de lied es aquel que, como Toldrà, "hace que este pequeño escalón no se vea y todo quede en plano de igualdad".
 
Nuria Rial nos regala una definición maravillosa: "El lied es la forma musical más depurada que hay". Como Alegret, la soprano cree que "es necesario que el texto se entienda y que el público tenga los textos en un libro pero, sobre todo, es necesario que nosotros lo explicamos bien". Incluso, afirma que "a veces tienes que renunciar a belleza vocal para que se entiendan las vocales, las consonantes y se emita un color bello para un sonido redondo".
 
"La novedad, afrontar nuevos retos siempre es interesante, pero también lo es profundizar y tener la oportunidad de interpretar una canción, un lied, una melodía, diez, quince veces en escenario", comenta Elena Copons, "porque la lectura que en haces cada vez es diferente y el grado de profundización es mucho más elevado”. Sin embargo, afirma que "algo que me gusta de los nuevos retos es que hay que adentrarse en ella y se abre un mundo nuevo". Finalmente, afirma que "pienso que es importante hacer esa música que tú crees que puede servir de la mejor manera a través de tu voz".

 El dúo de lied

 
Elena Copons cantará junto a Jordi Armengol, con quien trabaja desde hace doce años, aunque disfruta compartiendo estudio y escenario con otros pianistas, como le pasa a David Alegret: "Un dúo de lied es una formación de cámara, siempre habrá gente con la que el trabajo es más fluido, y es bueno variar, siguiendo unos tempos de adaptación ". Esta idea se repite en Nuria Rial, aunque confiesa gran admiración por Francisco Poyato: "Es un referente en el mundo del lied, por eso me siento muy segura a su lado. Tiene un gran dominio del repertorio ". "Sólo escuchándonos y relacionando los ímputs del otro puedes hacer música de cámara", afirma Rial. En su caso, que combina la música antigua con el lied, necesita un "período de adaptación mental y vocal ya que, por ejemplo, el legato es muy diferente".
 
Alegret confiesa que pensó en Guinovart "porque hemos trabajado mucho juntos y es un pianista que marca la diferencia porque acompañó Victoria de los Ángeles". Sin embargo, como en sus compañeras, Alegret no se casa con nadie: "No soy persona que me guste trabajar única y exclusivamente con un pianista. Al final es un dúo, es música de cámara, ninguno de los dos es más importante ". Porque "a mí me gusta que los pianistas me aporten cosas nuevas. Disfruto mucho del trabajo preconcierto y hacerlo con una persona nueva lo encuentro fascinante, porque nos vamos conociendo el uno al otro a través de la música ".
 

Cataluña. Centro o periferia?

 
Hemos discutido esta cuestión con los tres cantantes y Copons aventura a decir que "las instituciones, evidentemente, tienen una responsabilidad, pero lo que podemos hacer los intérpretes es proponer repertorio nuevo o que se quiera recuperar en nuestros espacios de libertad". Además, cree "que el intercambio lingüístico juega un papel muy importante. No es lo mismo la vía románica que la vía germana. El mismo Gerhard siguió esta última, seguramente por sus raíces. Lo que puedo decir es que cuando cantas Toldrà centro Europa quedan enamorados ". La soprano se muestra optimista, ya que "desde hace unos años, el lied en Barcelona ha reavivado, pero hay que insistir en la cuestión idiomática, hay que intentar que todo el mundo lo entienda por medio de programas de mano y otras herramientas. Pero, sin duda, la música peninsular ha trascendido fronteras ". Cree que no estamos en una periferia, sino que, todo caso, "se trata de circuitos diferentes, como el hecho de que haya personas muy conocidas en centro Europa y aquí no lo son tanto y al revés".
 
Rial es más reivindicativa y clama: "Tenemos que hacer esfuerzos entre todos". Explica su experiencia con un programa de canción popular catalana a Potsdam con el ensemble La Arpeggiata "y llenamos un teatro bastante grande, nos pusieron subtítulos y todo el mundo quedó encantado; pensé que en cambio, en nuestro país, este repertorio se desprecia ". Todo radica, según la soprano, en la falta de autoestima, "mientras que a veces, lo más sencillo es lo más bonito". A pesar de ser crítica con las instituciones, también reconoce el gran trabajo que hace, por ejemplo, el Instituto Ramon Llull, que le permitirá estrenar música de Bernat Vivancos en Freden, Alemania, el próximo agosto.
 
David Alegret sigue la misma idea: "Vamos por detrás de Europa en el tema de la autoestima y el conocimiento y reconocimiento de nuestro repertorio y es necesario que los programadores de aquí y de fuera se arriesguen". Alegret siempre ha reivindicado los recitales de canción catalana, es una manera, cruz, de hacer un homenaje a los compositores. La clave, para el tenor, es que "a veces el trabajo no radica en potenciar el patrimonio fuera, porque para que se haga fuera debe hacerse mucho aquí". Es decir, "fuera han de ver el valor que tú le das y, entonces, allí, se puede dar el paso para que se conozca y se programe". Pero sobre todo considera que "se ha de programar de forma que no dé la sensación de que se hace por obligación o cuota, sino porque se conoce y se estima este repertorio". Y sentencia: "La cultura, el pensamiento, el arte es lo que cohesiona la sociedad; debemos enseñar a la gente que el arte es un bien de primera necesidad”.


Fotos: David Alegret, Núria Rial, Elena Copons (Novak).

Últimas noticias